Compartir
Publicidad

Consejos prácticos para preparar un mejor café

Consejos prácticos para preparar un mejor café
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para muchos, preparar café en la mañana forma parte de nuestra rutina diaria, y hay que aceptar que la mayoría lo hacemos de manera sistemática: añadiendo una cantidad de café y agua caliente, más al tanteo que de forma exacta, y en unos minutos, estamos más que dispuestos a iniciar el día con la energía revitalizante que nos da esta aclamada bebida.

Como resultado de esta rutina, puede que no nos hayamos cuenta de que cada vez que preparamos el café de esta manera tan poco cuidada, perdemos la oportunidad de hacer una taza de excelente café. Sin embargo, para no caer en ello podemos seguir estos consejos prácticos para lograr el mejor café cada mañana.

Moler los granos

Cafe Molido

Hay que admitirlo, hay un utensilio que nos hace falta en casa y que por comodidad hemos dejado de lado: un molino de café, un utensilio que de hecho es el más importante en la preparación de esta bebida. Hay que detenernos a pensar en la realidad: con unos buenos granos de café, un sencillo molino y una simple cafetera podemos hacer una bebida extraordinaria; sin embargo, la mejor cafetera no podrá hacer mucho con unos café premolido almacenado en una bolsa donde pierde el sabor conforme es expuesto al aire.

De allí, que lo mejor sea moler los granos de café justo antes de comenzar a prepararlo, pues de esta manera nuestro bebida tendrá un sabor mucho mejor. Ahora bien, cuando elijamos un molino de café, debemos procurar que sea uno que corte los granos en trozos de tamaño regular y evitaremos aquellos que los cortan en partículas de diferentes tamaños. El motivo, asegurar una buena extracción de sabor.

Usa una báscula en lugar de cucharas

Es cierto, usar una cuchara para medir puede resultarnos más práctico que usar una báscula, pero hay que recordar que estamos buscando preparar un muy buen café y aprovechar al máximo los granos de café que hemos comprado. Lo bueno, es que hay en día podemos encontrar básculas digitales de cocina a muy buenos precios.

Así como en la repostería se dan mejores resultados cuando pesamos los ingredientes en gramos, lo mismo sucede con el café. Incluso, es recomendable que midamos la cantidad de agua en litros, en lugar de en tazas. Esto es por dos motivos, las cucharas usualmente vienen en un tamaño no estándar.

Hay que tener claro que cuando preparamos café, trabajamos con una relación de cierta cantidad de café con agua, cantidades que pueden aumentar o disminuir dependiendo de la cantidad de café que vayamos a preparar. De acuerdo a la Specialty Coffee Association of America, la relación perfecta es de 55 gramos de café por un litro de agua.

Elegir la manera de preparar el café

Cafetera

Hoy en día, es muy usual hacer uso de una cafetera para preparar el café, misma que de manera automática calientan el agua, filtran y vierten el café, pero también hay quienes gustan de hacerlo de forma manual, es decir, calentar nosotros mismos el agua para después añadirla sobre el café molido, esperar un tiempo y pasarlo por un filtro, en un proceso que nos brinda un mejor control.

Para quienes prefieren hacerlo con ayuda de una cafetera, tendrán que asegurarse de buscar una que garantice calentar suficientemente el agua y que disperse el calor manera eficiente, además de lograr que los granos de café queden completamente saturados.

Imágenes | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio