Publicidad

¿Alguna vez te has preguntado como se hacen las papas fritas enlatadas?

¿Alguna vez te has preguntado como se hacen las papas fritas enlatadas?
Sin comentarios

Publicidad

Hace al menos un par de décadas, aparecieron en televisión los primeros comerciales de una, hoy muy conocida, marca de papas fritas en lata: Pringles, y el primer impacto que causaron en mí fue la pregunta sobre cómo lograban que las papas quedaran tan perfectamente apiladas, tuvieran un gran tamaño y además, una forma tan uniforme.

Pero siendo en casa no muy afectos a este tipo de snacks procesados, la duda quedó olvidada en mi mente, hasta el día de hoy en el que navegando por YouTube he encontrado un video en donde se narra de manera breve todo el proceso de cómo se hacen las papas fritas enlatadas, desde la creación del empaque, el proceso para hacer las papas y el enlatado final.

Aunque el video está en inglés y es posible habilitar los subtítulos, las imágenes hablan por si solas. Sobre cómo hacen los tubos y el empaque final, solo me ha sorprendido que las papas ya apiladas se introduzcan por la parte inferior del bote, antes de que este sea sellado.

Pero lo que si llama la atención es el procesado de las papas. Todo inicia con una mezcla de hojuelas de papa deshidratas con fécula de maíz que se hidratan con agua. Ya una vez en Europa, para librarse de impuestos por los productos a base de papa, Procter & Gamble, la compañía que las elabora había dicho que sólo el 40% del contenido era papa y el restante 60% se conformaba por almidones y otros ingredientes.

Tras preparar esta masa de papa y harina, se da forma a una hoja muy delgada y se cortan las papas (si es que pueden llamársele de esta manera), en un proceso que nos recuerda a cómo hacemos galletas en casa. En seguida, cada una se coloca en un molde cóncavo, para darle la forma que permite que sean apiladas.

Tras este paso, y aún en los moldes cóncavos, se pasan por 11 segundos en aceite hirviendo, para luego pasarlas por absorbentes para eliminar el exceso de grasa ¡al menos!, apilarlas, remover las que no han salido bien, asegurar su apilado y separación, para finalmente meterlas al tubo, sellarlas y darles salida. El proceso, tiene una duración total de 20 minutos. ¿Te imaginabas que así se hacían las Pringles?

Imagen | Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios