Publicidad

En Alemania ya venden huevos que pueden salvar a miles de millones de pollos machos de ser sacrificados

En Alemania ya venden huevos que pueden salvar a miles de millones de pollos machos de ser sacrificados
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En los últimos años se han develado muchas malas prácticas de la industria de alimentos, que han ocasionado que muchos consumidores seamos mucho más escépticos cuando compramos ciertos productos. Durante muchos años, miles de millones de pollitos machos han sido sacrificados por la industria de huevos y aves de corral, ya que no producen huevos ni crecen tanto como las hembras. Se calcula que entre 4 y 6 mil millones de pollos machos se sacrifican a nivel mundial cada año porque no tienen ningún propósito económico.

La práctica más común consiste en matar a los pollos machos a las pocas horas de su nacimiento, ya sea asfixiándolos con gas o pasándolos por una trituradora para convertirlos en alimento para animales. Obviamente estás prácticas son muy mal vistas por defensores de los derechos de los animales y por consumidores bien informados. Así que una compañía alemana, empezó a utilizar una tecnología que permite determinar el sexo de un pollo mientras todavía es un embrión.

Resulta que existe una hormona, sulfato de estrona, que sólo está presente en los huevos femeninos, y se puede detectar a los nueves días de ser fertilizado, dentro del período de incubación de 21 días de un huevo. La compañía Seleggt, desarrolló una forma de realizar pruebas en masa para detectar la hormona. Se trata de una máquina que a través de un láser quema un pequeño agujero de 0.3 mm en la cáscara del huevo, luego usa presión de aire para extraer una pequeña gota de fluido y realizar la prueba. El proceso toma aproximadamente un segundo por huevo, y permite que los huevos machos se extraigan y desechen antes de que salgan del cascaron.

Gracias a esta solución más sostenible, la cadena de supermercados alemana Rewe Group, empezó a vender huevos libres de crueldad, bajo la marca “Respeggt”, a finales del año pasado. En total, este proceso sólo añade unos pocos centavos al cartón promedio de huevos. La idea es que está tecnología de identificación sexual esté disponible para otros criaderos de toda Europa para el 2020.

Claro que para muchos está es una solución parcial. El gran objetivo de la avicultura moderna debe ser criar pollos para el mercado, tanto hembras como machos, eliminando el desperdicio por completo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir