Compartir
Publicidad

Es una realidad: ya hay supermercados que donan alimentos en buen estado y pagan menos impuestos

Es una realidad: ya hay supermercados que donan alimentos en buen estado y pagan menos impuestos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Italia el desperdicio de alimentos es un problema grave. Tanto así, que su gobierno ha tenido que armar un programa de incentivos fiscales a restauranteros y responsables de supermercados para que sus donen comida en buen estado a organizaciones civiles que, a su vez, puedan canalizar esos productos a personas que los necesiten.

La medida es necesaria. En dicho país europeo se tiran a la basura cerca de 100 millones de toneladas de comestibles al año que podrían usarse sin ningún tipo de riesgo para la salud. Y aunque la medida parece revolucionaria, no es la primera vez que ocurre en el continente. Antes que Italia, Francia ya la había introducido.

En dicho país una ley prohíbe expresamente a los centros de consumo y expendios de alimentos a tirar lo que no vendieron, siempre y cuando sean saludables aún. En el caso de Italia la idea es que las compañías que se unan a la estrategia puedan deducir impuestos de ello, al tiempo que surten con sus mermas las cocinas de orfanatos, asilos y comedores de gente de escasos recursos.

En México el dispendio de comida en buen estado es también un problema que ya enciende focos rojos en muchas partes. Cifras oficiales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) indican que en el territorio nacional se tira a la basura el 37% de los alimentos producidos en un día, lo cual equivale a 10 millones 431 mil toneladas al año.

Aquí también hay opciones para encausar los comestibles no vendidos por grandes empresas; no obstante, el tema aún no llega al punto de legislarse. Hay activistas contra el desperdicio que la hacen de vínculo entre restaurantes y Organizaciones de Beneficencia, así como apps móviles que permiten el trueque o donación de productos servibles. Se están haciendo cosas, pero seguimos en pañales.

Sería ideal que todos nos hiciéramos más conscientes acerca de que tirar al bote de basura insumos que aún sirven se traduce en mermas considerables de recursos como tierra, combustibles y agua, que se utilizan de forma indiscriminada para cultivar y procesar los alimentos.

A esa consideración hay que sumar los millones de toneladas de plástico y papel que se utilizan para envolver, y su impacto a largo plazo en nuestros ecosistemas. Aunque sea una labor engorrosa y con muchos intermediarios, vale la pena apostar por estas iniciativas de donación: son buenas para todas las partes, en todos los sentidos.

Fuente: Intriper | MVS.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio