Publicidad

Tacos de suadero con salsa roja. Receta mexicana fácil

Tacos de suadero con salsa roja. Receta mexicana fácil
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El gusto por los tacos está en el ADN de todos los mexicanos. Así de simple y sencillo. Después de los clásicos de pastor que definen parte importante de la idiosincrasia de la Ciudad de México y el centro del país, los de suadero son icónicos e igual de ricos.

Comerlos en la calle es todo un ritual, nadie puede negarlo. Pero, ¿qué tal si aprendieras a hacerlos en casa? Seguro te quedarían buenísimos, prevendrías cualquier riesgo de enfermarte por comer fuera y sorprenderías a todos con tus dotes natas de taquero.

Prepararlos no es difícil. Para nada. Eso sí: toma en cuenta que vas a tardarte un poco por la cocción de la carne.

¡Que disfrutes haciéndolos tanto como cuando los comas y compartas con los tuyos!

Ingredientes

Para 5 personas
  • Suadero 1 kg
  • Cebolla blanca 2
  • Cilantro 200 g
  • Aceite vegetal 300 ml
  • Tortillas de maíz 1 kg
  • Limón 5
  • Jitomate 5
  • Chile serrano 3
  • Dientes de ajo 1
  • Orégano 10 g

Cómo hacer tacos de suadero con salsa roja

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m

Primero hagamos la salsa.

Pon a hervir durante 15 minutos los jitomates cortados a la mitad, junto con el ajo y los chiles.

Pasado el tiempo licúa con sal, orégano y 100 gramos de cebolla. Reserva.

Pica con un cuchillo bien filoso el suadero en trozos pequeños.

Haz lo mismo con una cebolla entera, así como todo el cilantro. Reserva.

Coloca la carne, la mitad de una cebolla completa, sal y agua en una olla exprés. Ciérrala perfectamente, coloca la campanilla y cocina a fuego alto por 25 minutos. Luego deja reposar un momento y abre la tapa para que se enfríe.

Escurre la carne de suadero.

En un sartén caliente vacía el aceite vegetal y espera a que esté preparado para recibir el suadero. Cuando sea así, sazona con sal y dora la carne hasta que empiece a soltar jugo suficiente.

Extiende tus tortillas y pon en el medio de cada una la cantidad de suadero que desees.

Espolvorea sobre cada taco un poco de cebolla picada y cilantro, así como las gotitas de salsa que encuentres necesarias para que el sabor original del platillo no se te opaque por el picor.

¡Listo! Tus tacos están en su punto y listos para ser acompañados de una cerveza bien fría y unos limones partidos por la mitad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir