¿Soy un Comedor Emocional?

¿Soy un Comedor Emocional?
Sin comentarios

¿Alguna vez has llegado a tu casa después de un mal día de trabajo y te has refugiado en todo lo que encontraste en tu alacena y refrigerador? El comer de forma emocional afecta a muchas personas y puede ser especialmente difícil si además has vivido la lucha para perder peso extra y te encuentras en mantenimiento. Si crees que puedes estar relacionado, es el momento de acercarse a la obra de Gabrielle Bernstein que nos da un poco de luz en este tema. Esta reconocida autora, Kundalini Yogui y ademas experta destacado en "Súper Domingo del Alma" del show norteamericano Oprah habla a cerca de crearte un espacio que te permita disfrutar los alimentos que te gustan, mientras estés creando nuevas fronteras saludables que apoyen tus metas. La obra de Gabrielle aborda temas de imagen corporal, de cómo el comer emocionalmente esta vinculado a una fuerte adicción a la comida a través de lecciones diarias y meditación. A continuación un resumen de sus mejores prácticas para encontrar una relación mas sana con la comida.

gabriellebook

La identificación de un comedor emocional

Tal vez tu sabes que tienes una tendencia a comer en exceso, pero no estás seguro de que esto se debe a un tema emocional. La autora Gabrielle, tiene una prueba probada y verdadera que funciona todo el tiempo: "El proceso de registro y ver si estás respirando mientras comes". De acuerdo con Gabrielle, si tu respiración es corta o tensa mientras estás comiendo (o estés a punto de decidir qué comer) es probable que tus hábitos estén atados a un estado emocional.

Manejar eventos especiales

Los entornos sociales son uno de los lugares más difíciles de mantener el rumbo correcto en las cuestiones emocionales y la alimentación. Incluso si precisas con la mejor intención de mantener tu dieta saludable, siempre podrás tener la tentación de agarrar las opciones de botanas menos saludables de la mesa cuando están justo en frente de ti. Gabrielle dice el éxito en estas situaciones es llegar con un plan armado y límites que enfoquen tu alimentación en lo saludable.

En estas situaciones sociales, la abstinencia es la clave, especialmente para las personas que son nuevas para un enfoque más cuidado en la alimentación. Incluso si consideras que solo vas a dar una pequeña mordida, "muchas personas que luchan con problemas de alimentación emocional no pueden comprender lo que significa tener una mordida de una galleta", dice ella. La elección de la abstinencia en estas situaciones puede inclusive quitar la tentación del momento y ayudarte a avanzar hacia una relación más sana con los alimentos que anhelas.

Limpieza de la cocina

Si te sientes nervioso o ansioso mientras estás comiendo o cocinando, es importante renovar tus hábitos de cocina. Gabrielle decide escuchar música o mantras mientras que ella está haciendo la comida para generar toda una experiencia, la calidad del ambiente debe de ser mucho más tranquila . Ella también admitió que no cocina comida que ella sabe que no puede resistirse a no ser que tenga un montón de gente para compartirla.

Comer y beber: mala elección

Cuando estás comprometido a trabajar tus momentos de comedor emocional, tener un cóctel o dos no apoyará tus metas ni a tener la mente clara. Si estás tomando en serio el seguir adelante, Gabrielle sugiere la eliminación del alcohol por un período de tiempo. El razonamiento de Gabrielle es que a veces transferimos una adicción a la siguiente. En su experiencia , ha descubierto que cuando se elimina una adicción, se tiene más espacio para tener en el otra. Considera la posibilidad de un período de sobriedad para ver si eres capaz de acercarte a las comidas con una mente más tranquila y zen.

Ponle fin al problema

Todos hemos tenido ese momento después de salir de una comida incómodamente llenos y deseando poder retroceder en el tiempo. En lugar de ser demasiado duros con nosotros mismos, Gabrielle recomienda llamar a un amigo cercano (que ella se refiere como "un compañero de entrenamiento para la alimentación espiritual") que puede ayudar en estos momentos. Gabrielle también ha encontrado que la meditación puede conducir a un compromiso mucho más sostenible para comer consciente, lo que significa que tendrás menos momentos en los que te sientes fuera de control alrededor de la comida. Si tu crees que no estás listo para poner en marcha tu propia práctica de meditación que se relaciona directamente con el esclarecimiento de los problemas con los alimentos, un seminario puede ser un gran recurso, existen muchas opciones en cada ciudad del Pais para este tipo de problemas, detectarlo fue el primer paso, ahora tenemos que poner en marcha el proceso para resolverlo.

Imagenes | TijanaM | Gabrielle Bersnstein

En Vitónica México | 5 pequeños cambios de hábitos que mejorarán tu salud.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio