Publicidad

¿Quieres más comida?... Aprende a decir no ante la presión social

¿Quieres más comida?... Aprende a decir no ante la presión social
Sin comentarios

Es típico que en alguna reunión, los alimentos sean abundantes y después de una gran comilona te ofrezcan un segundo (o tercer plato): ¿Te sirvo otro poquito?...¿Quieres más comida?... ¡Está muy rico!, ¿Cómo de que no quieres más?. Con toda esta presión social, sucumbimos y tendemos a comer de más, regularmente alimentos que no comemos con frecuencia y que pueden causar estragos, como una indigestión y malestar por varias horas (sin mencionar el peso). En esta nota aprende a decir no ante la presión social.

Podrías pensar: "es una falta de respeto no aceptar más comida", pero... si ya estas satisfecho, si tu bolsa de comida ya esta llena, no hay forma de seguir comiendo. La falta de respeto no es hacia los demás es contigo mismo. Tienes que respetar a tu organismo y saber escuchar las señales que te da, para saber en que momento parar, y no comer por impulso.

  • El "No gracias" nunca falla: si tienes la suficiente confianza, fácilmente puedes rechazar ese segundo, tercer o cuarto plato con un simple y educado No, gracias. La persona insistirá, pero de alguna manera, respetará tu decisión por el lazo de confianza que existe. También puedes decir que te encantó la comida, y te gustaría que te regalará un poco para llevarte a tu casa y comerla en la cena o en el desayuno. Con está técnica alagarás al anfitrión y no comerás de más en ese momento.
  • Tu salud es primero: si la dieta o hábitos alimenticios de los demás no son los más saludables y tu rechazas comer con ellos, no es tu responsabilidad que se sientan mal por la mala dieta que llevan. Tu haz decidido llevar un estilo de vida saludable, tu prioridad es tu salud. Posiblemente, puedas ser un ejemplo para ellos y adopten algunos hábitos saludables. Sin embargo, si así lo quieres, puedes degustar algún alimento de consumo poco frecuente, simplemente porque es algo que no forma parte de tu alimentación diaria y puedes darte ese gusto.
  • No te dejes sabotear: si decidiste modificar tu dieta o hacer algunos cambios de alimentación a tu favor y constantemente te encuentras con "saboteadores de dietas", tienes que mantenerte firme e informarles que estas en un reto, que es algo importante para ti y que no puedes fallarte ti mismo.

Estas son solo algunas ideas. ¿De que otra forma podemos enfrentar con amabilidad este tipo de situaciones? ¿Tienes alguna anécdota? Compártela.

Imagen | torbakhopper
En Vitónica México | ¿Soy un Comedor Emocional?
En Vitónica México | Tips para cuidar tu dieta en comidas fuera de casa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios