Compartir
Publicidad

Prohibir las grasas trans ha salvado a Nueva York de ataques cardiacos

Prohibir las grasas trans ha salvado a Nueva York de ataques cardiacos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial, son las enfermedades cardiovasculares. Se pueden deber a múltiples factores, sin embargo, encabeza la lista una mala dieta y falta de ejercicio. Y si a esto aunamos el consumo excesivo de productos industrializados, es un tema preocupante para la Salud Pública. En Nueva York se prohibieron las grasas trans y la población se ha salvado de ataques cardiacos.

De acuerdo a estudios epidemiológicos, los ataques cardiacos e infartos han disminuido mas del 6% en los últimos tres años después de que algunas ciudades prohibieran el uso de grasas trans en sus productos.

Las grasas trans se encuentran en galletas, bollería, palomitas de microondas, comida rápida y otros productos industrializados. Este tipo de grasa hace que los alimentos aumenten su vida de anaquel, sin embargo, su consumo se ha relacionado con el taponamiento de arterias.

Ciudades y condados en Nueva York, fueron los primeros en iniciar la prohibición de estas grasas en restaurantes y comercios de comida rápida en el 2007 según reporta la Asociación Americana de Cardiología.

Investigadores de la Universidad de Medicina en Yale, compararon aquellos condados en donde no se hizo la prohibición con los que si se prohibió. De acuerdo a las estadísticas, los ingresos hospitalarios por padecimientos cardiovasculares (el mas común infarto al miocardio) disminuyeron en un 6.2 % en los condados en donde se hizo la restricción de ácidos grasos trans.

En palabras del personal médico e investigadores, "la prohibición en la nación de grasas trans ha sido un acierto para millones de personas en riesgo de enfermedades cardiovasculares"

Con estos hallazgos, a partir del 2018, los productores de alimentos tendrán que pedir un permiso a la FDA para usar grasas trans en sus productos.

Recordemos que las grasas trans, son aceites líquidos en su estado natural, que mediante un proceso químico, llamado hidrogenización, son alteradas para que sean similares a la mantequilla o manteca en su estado sólido. Este proceso transforma a las grasas en una sustancia no saludable, siendo un riesgo su consumo en exceso, así como las grasas saturadas.

El consumo de este tipo de grasas esta asociado al aumento del colesterol total, disminución del colesterol HDL ("el bueno") y aumento del LDL ("el malo"), también aumentan los triglicéridos, marcadores de inflamación sistémica como la proteína C reactiva, interleucina 6 y factor de necrosis tumoral alfa. Por si fuera poco, ´se puede añadir a la lista una disfunción celular.

En resume, estas grasas provocan arterioesclerosis, es decir taponamiento de las arterias. Según estudios, incluso con pequeñas cantidades de grasas trans (2 gramos), aumenta el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. Esta cantidad podría parecer ínfima, pero no lo es, debido a que se excede la dosis en cada atracón de comida procesada.

En el artículo, se menciona un ejemplo, una orden de papas fritas contiene 3.5 gramos de acidos grasos trans por porción, un paquete de donas de canela contiene 2 gramos de grasa trans por porción y el paquete contiene 12 piezas...

Mientras se toman mas acciones para controlar el uso de estas grasas en nuestro país, podemos empezar nosotros mismos con limpiar nuestras alacenas, repisas y refrigeradores de productos ultraindustrializados y consumir una dieta mas "natural", es decir, rica en alimentos frescos en un gran porcentaje. Nuestra salud es muy importante y cada uno es responsable de su cuidado. Nosotros decidimos que comer, procuremos que esta decisión siempre sea la mejor.

Vía | NBC News

Imagen | Mr.TinDC
En Vitónica México | Algunas diferencias entre la comida real y la comida procesada
En Vitónica México | Modificar las máquinas expendedoras para tener mejores hábitos alimenticios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio