Compartir
Publicidad

Hemos usado los cotonetes al limpiarnos los oídos equivocadamente

Hemos usado los cotonetes al limpiarnos los oídos equivocadamente
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es muy satisfactorio frotar con un cotonete (o hisopo de algodón)el canal auditivo. Además del masaje, el objetivo es mantener los oídos limpios, pero al parecer Hemos usado los cotonetes al limpiarnos los oídos equivocadamente. Mucho se ha dicho sobre lo peligroso que puede resultar esta practica tan común de retirar el cerumen o cerilla. Si no se tiene cuidado, podemos dañar las estructuras internas del oído como el tímpano, hacerlo sangrar y provocar lesiones permanentes.

De acuerdo a otorrinolaringólogos, los hisopos de algodón hacen mas mal que bien. Recomiendan tener fuerza de voluntad y evitar su uso frecuente. Por mas satisfacción que se obtenga al ver el algodón con un poco de"amarillo" dándonos la sensación de limpieza, lo que estamos haciendo es romper una barrera de protección.

Además de estar empujando tapones de cera mas allá del canal externo. Ciertas células, se encargan de producir cerumen. Esta cera posee propiedades antibióticas y anti fúngicas. Al limpiarla o retirarla en exceso, podemos provocar lesiones en la piel, desde infecciones hasta eczema en el oído externo.

De acuerdo a los especialistas otorrinolaringólogos, es alarmante ver casos de tímpanos perforados por un hisopo. ¡Siento dolor de solo pensarlo, ouch!. La recomendación es limpiar los oídos tres veces al mes (si, lo sé, suena muy raro, estamos acostumbrados a limpiarnos diario). Y cuando los limpiemos, hacerlo después de la ducha; el vapor y agua caliente funden parte de la cera y aquí es donde entra el hisopo: solo introducir la punta de algodón hasta donde esta adherido al tubo de plástico. Podemos usar como guía el tamaño de nuestra uña. Esta es la línea segura para no dañar el oído profundo.

Suavemente debemos hacer girar la punta de algodón, para que recolecte la cera fundida. Otra forma de limpiar el oído, es una vez a la semana antes de ir a dormir (esto suena mas razonable), colocar tres gotas de aceite de olivo o aceite mineral y masajear el cartílago en forma triangular que cubre que sobresale a la entrada del oído. Después colocar una bolita de algodón para evitar que el aceite manche la almohada.

Al día siguiente, durante la ducha, poner un poco de agua oxigenada en la mano y frotarla en cada oreja. El peróxido burbujeará y suavizará la cera sobrante.

¿Qué opinas sobre la limpieza de oídos? Considero que limpiarlos tres veces al mes sería complicado, mi TOC, no me dejaría en paz, pero una vez a la semana, es mas factible. Sería bueno reflexionar sobre nuestras actividades, si realizamos algo que exponga a nuestros oídos a la suciedad, como tierra, lodo, será necesario una limpieza antes de tiempo.

Mas información | Put Down the Q-Tips: You've Been Cleaning Your Ears All Wrong

Imagen | Will Culpepper
En Vitónica México | Lo que no sabías de la cerilla de los oídos
En Vitónica México | ¿Debes realizarte una prueba de audición?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio