Publicidad

Cómo prevenir la retención de líquidos a través de la alimentación

Cómo prevenir la retención de líquidos a través de la alimentación
Sin comentarios

Si tus piernas, tobillos o manos están hinchadas y sufres de mala circulación, es posible que estés reteniendo líquidos. La retención de líquidos o edema, ocurre cuando los fluidos no son removidos de los tejidos corporales, incluyendo la piel. Algunas causas que provocan la retención de agua son un clima cálido, alto consumo de sal (sodio), cambios hormonales, entre otros. En esta nota veremos cómo prevenir la retención de líquidos a través de la alimentación.

Los síntomas incluyen:

  • Hinchazón de piernas, tobillos, manos y pies. Comúnmente son los más afectados.
  • Rigidez en la articulaciones.
  • Fluctuaciones en el peso corporal.
  • Cuando se presiona la piel con un dedo, el hundimiento que provoca esta acción puede mantenerse por unos segundos perdiendo un poco la coloración.

Las principales causas que provocan la retención de líquidos son:

  • La gravedad: estar de pie o sentado por largos periodos de tiempo impide la correcta circulación y permite que los fluidos se estanquen en la parte baja del cuerpo (piernas). Esta situación es muy común, ya que pasamos la mayora parte del tiempo sentados; se recomienda levantarse del asiento cada 30 minutos y caminar un poco para activar la circulación.
  • Clima cálido: El cuerpo tiende a ser menos eficiente al remover los fluidos de los tejidos corporales en épocas calurosas.
  • Quemaduras: incluyen las quemaduras solares. Las quemaduras retienen fluidos que hinchan la piel circundante en respuesta a la lesión por quemadura.
  • Ciclo menstrual:Algunas mujeres experimentan edema (retención de líquidos) en las dos semanas previas a su menstruación.
  • Embarazo: los hormonas estimulan la retención de líquidos en el cuerpo. También las píldoras anticonceptivas causan edema.
  • Deficiencia de nutrientes: Deficiencias de vitaminas como la B1 (tiamina) o proteína.
  • Medicamentos algunos fármacos como los antihipertensivos, corticoesteroides y antiinflamatorios son conocidos por causar retención de fluidos.
  • Insuficiencia venosa crónica: mejor conocida como várices, es una condición en la que las válvulas de las venas se debilitan e impiden el regreso eficiente de la sangre hacia el corazón. La sangre estancada da como resultado venas varicosas.
  • Usar ropa muy ajustada: impide una correcta circulación
oficina

¿Cómo podemos prevenir y tratar la retención de líquidos?

  • Modera tu consumo de sal, ya que el exceso de sodio contribuye a retener agua. Aquí te dejo unos tips para reducir el sodio en tu dieta.
  • Asegura una dieta balanceada incluyendo vegetales de hojas verdes, variedad de frutas frescas, cereales integrales y proteínas vegetales (leguminosas) y animales (con bajo aporte en grasa)
  • ¡Toma agua!: parecerá contradictorio que si estamos reteniendo líquidos, tomemos más agua. Lo que pasa es que cuando el cuerpo entra en un estado de deshidratación, automáticamente el organismo responde reteniendo agua. Por otra parte tomando la cantidad necesaria de agua al día, nuestros riñones trabajarán eficientemente retirando sustancias de desecho por medio de la orina.
  • Usa un multivitamínico: en caso de que tu dieta no sea la mas adecuada, un multivitamínico puede ayudar, sin embargo procura llevar una dieta correcta. Las vitaminas B1, B5, D y calcio son de ayuda cuando hay acumulación de agua.
  • Bebe jugo verde: los jugos vegetales como el versátil jugo verde ayuda a liberar los líquidos acumulados en el cuerpo. Esto se debe a su contenido en potasio.
  • Diuréticos naturales: como agua de Jamaica, té rojo, cola de caballo, diente de león entre otros, son remedios eficaces para esta condición.
  • agua con limon

Otros consejos a considerar para aliviar la retención de líquidos son:

  • Recostarse y elevar las piernas por 30 minutos varias veces al día para ayudar al retorno sanguíneo y aliviar la presión en los miembros inferiores.
  • Hacer ejercicio regularmente: mejorará la circulación.
  • Usar calcetines de compresión: ayuda a comprimir las venas para mejorar el retorno sanguíneo.
  • Perder peso: si hay sobrepeso u obesidad es muy beneficioso reducir el peso corporal.

Para concluir, todos en algún momento llegamos a sufrir de retención de líquidos ligera, por el estilo de vida que llevamos, estamos hablando de personas clínicamente sanas, sin embargo el edema puede llegar a ser una condición médica seria y es un signo de un padecimiento mayor como es el caso de enfermedad renal, hepática o tiroidea. Si tu retención de agua es grave, no dejes de acudir con tu médico para que te brinde el tratamiento adecuado.

Imágenes | Quinn Dombrowski | Phil Whitehouse | Chris Marchant
En Vitónica México | Mejora la calidad de tu músculo acabando con la retención de líquidos
En Vitónica México | Guía para saber si te encuentras bien hidratado

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios