Compartir
Publicidad

Stevia, dulces gotas de sabores, cero calorías.

Stevia, dulces gotas de sabores, cero calorías.
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Stevia líquida... ¿Qué hay de novedoso en esta presentación? Ya conocemos la granulada, y las versiones en pequeñas tabletas, también sabemos que muchos edulcorantes vienen líquidos, para agregar por gotas, ¿Entonces? Resulta que ahora estas dulces gotas, ¡Vienen de sabores!

¿Que tal endulzar nuestra bebida y a la vez darle el sabor que nos gusta? ¡Y sin una sola caloría!, Nada más lean los sabores que podemos experimentar en nuestro café o bebida que nos agrade, postres, o ¡Incluso el cóctel!

Tenemos además del original, menta, coco, fresa, limón, chocolate, vanilla, uva, frambuesa, lima dulce, canela, caramelo, Naranja sangría. Stevia no contiene alcohol, no contiene saborizantes químicos, se elabora con hojas de Stevia orgánica, y se utiliza para su elaboración agua de Islandia, que dicen, es la más pura del mundo.

Stevia Cavalier

Honestamente, Stevia es caro, y existen en el mercado infinidad de marcas más económicas que ofrecen endulzarnos la vida... sanamente, o como esta marca, sin aportar una sola caloría. Para la mayoría de las personas, todo lo que diga: "Cero calorías", es maravilloso, y nos parece que si pudiéramos comer lo que nos gusta, "cero calorías", nuestros problemas con la báscula terminarían.

Nada más falso. La vida sedentaria, y los horarios irregulares para consumir nuestros alimentos que en tiempos de nuestras abuelas se hacían en horarios tan rígidos que si no nos parábamos por la casa justo a la hora señalada, corríamos el riesgo de comer solos como apestados, o lo que es peor: no comer hasta el siguiente horario estipulado desde la más corta infancia. Todo eso terminó en la mayoría de las familias, y con ello, los buenos hábitos y la comida estrictamente necesaria para crecer fuertes, sanos y ... delgados.

Pero es el azote de los tiempos de las prisas y las de hijos que comen frente a la consola de juegos porque igual los padres comen frente al monitor de sus laptops. ¿Reconocen esta escena? Seguramente son más los lectores que ubican algo familiar en esto, que los que alzan la ceja extrañados porque no lo imaginan. O lo que es lo mismo: padres e hijos pican de sus platos, con el celular o Ipod pegados de su mano, cual extensión de su propio cuerpo.

Así que aunque Stevia esté a su alcance, y prueben todos estos deliciosos sabores que aseguran ser naturales, si no se paran y se mueven, más allá del camino de su puerta a su carro, seguramente terminarán con bastantes kilos de más con todo y los "Cero calorías" o los "Bajo en grasas".

Gotas de sabores

No me gusta ser aguafiestas, y se me apetece probar estos nuevos productos, aunque sea por la comodidad de llevar en mi bolsa el sabor del chocolate sin preocuparme por terminar con chocolate fudge en cada una de las cosas que llevo dentro. ¿A quien no le gusta lo dulce? A mi me encanta, y debo confesar que uso edulcorantes para mi café aunque no pierdo la oportunidad de comprar mi manzana cubierta de rojo caramelo, cada que paso por esas tiendas departamentales que las venden. ¿O que tal los postres cuando terminamos la comida en un restaurante? Yo primero veo los postres, para decidir que pedir, si hay muchos que se antojan, pido una ensalada o un solo plato nutritivo, para poder pedir 2 o 3, y mi café latte con leche entera... endulzado con Stevia.

En Directo al Paladar, les dejo el enlace de un famoso producto, que ahora es verde: La Coca-Cola y el enlace de un post sobre Cocina molecular, que a muchos les parecerá algo loco, pero es tema viejo y sobre todo, conocido en el mundo de los edulcorantes, entre otros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio