Publicidad

Mito cervecero: "la cerveza engorda por sí misma"

Mito cervecero: "la cerveza engorda por sí misma"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Sobre cerveza se ha dicho misa y se ha escrito una cantidad desbordada de textos. Y no obstante vivir en el siglo XXI existen muchos, pero muchos, mitos alrededor de esta bebida.

Se ha dicho, por ejemplo, que siempre ha de tomarse fría; que suele “quemarse” con el calor; que es una bebida “corriente”. Nada más lejano de ser cierto. No obstante, hay uno de todos los mitos de este universo chelero que nos parece importante dilucidar: muchos piensan que la cerveza engorda por sí misma y no es así.

No quisimos errarle a la explicación y por lo mismo recurrimos a nuestro especialista en cerveza, Richie Castro. Él nos explicó, desde su experiencia como Certified Cicerone®, por qué sí deberías seguir tomando chela de forma responsable, sin pensar tanto en tu peso.

De acuerdo con él,

“Si lo que nos preocupa es nuestra figura y por este motivo castigamos a la cerveza tengo que decirles que es una bebida muy saludable y que bebiéndola con moderación es benéfica. La gente tiende a culparla por subir de peso, pero eso realmente está más relacionado con nuestros hábitos de consumo”.

Es decir, cuando van a un bar a beber la gran mayoría de personas acompaña la bebida con botanas. Lo mismo papitas, cacahuates o chicharrones sin aporte nutrimental, pero sí calórico.

También ocurre que ahí mismo se antojan de alguna opción de la carta que les parece deliciosa. ¿No te ha pasado también que después de salir de una fiesta, tiendes a salir por tacos al primer puesto o local de donde te llegue un olor suculento?

Esto también tiene una explicación. De acuerdo con datos publicados en la BBC, cuando consumimos alcohol se activa un tipo especial de neuronas que tiene que se relacionan directamente con la sensación de hambre.

La revista Nature Communication también tiene evidencia al respecto. Un grupo de investigadores hicieron un experimento para el que usaron ratones de laboratorio y les suministraron importantes cantidades de alcohol por tres días.

https://www.directoalpaladar.com.mx/eventos/mexico-sera-sede-primera-vez-encuentro-mujeres-cerveceras-latinoamerica

Esta sustancia generó una inusual actividad en las neuronas llamadas AGRP, que son las que se activan cuando el cuerpo de los roedores experimentan hambre. Y, claro, los animales comieron mucho más de lo habitual. La ciencia asegura que pasa exactamente lo mismo con los seres humanos.

Según Richie Castro,

"Efectivamente, la cerveza no es responsable del aumento de cintura de una persona. Más bien eso tiene que ver con el exceso. Así que ya lo sabes: todo con moderación y verás como la cerveza no impacta en tu figura. Incluso si tienes dudas y reservas al respecto, existen cervezas en el mercado con bajas calorías y carbohidratos. Así no tienes excusas para privarte completamente de esta deliciosa bebida."

Fuente: BBC

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir