Compartir
Publicidad

Marcas de belleza entran al mundo de los restaurantes

Marcas de belleza entran al mundo de los restaurantes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos en plena temporada de semanas de la moda, y por lo general las noticias se enfocan en las marcas de ropa y belleza que lanzan nuevos productos. Sin embargo, es muy raro escuchar que estas marcas también se unen a la industria de alimentos y restaurantes. Con un mercado cambiante, que busca la novedoso para compartir en redes sociales, está ha sido una solución bastante rentable.

La famosa marca francesa L’Occitane tiene una cafetería en Japón, arriba de su tienda en el famoso distrito de Shibuya, así como en Dubai. También ha lanzado cafeterías emergentes en Singapur y en Londres. Una de sus filosofías es colaborar con famosos chefs para que diseñen el menú de postres, donde uno de los requisitos es utilizar los mismos ingredientes que también se encuentran en los productos L’Occitane, como rosa, verbena, cereza, almendra y bergamota. En su cafetería emergente en Singapur trabajaron con la chef Janice Wong, y el menú de su cafetería fija en Japón está diseñado por el famoso pastelero francés Pierre Hermé.

La idea de crear un nuevo concepto restaurantero, es atraer a nuevos clientes, en este caso a los foodies, para que conozcan la marca y sus productos. Al mismo tiempo que los clientes prueban postres y tés, también pueden probar los productos de belleza. Las cafeterías tienen un ambiente que transporta a los asistentes a un café en la Provenza francesa, parte de la experiencia que la marca busca crear.

Para celebrar el lanzamiento de nuevos productos, la marca Benefit Cosmetics, decidió adaptar una vieja cafetería de los años cincuentas para crear su primera tienda emergente: Roller Liner Diner. La cafetería estuvo abierta al público durante una semana en Melrose Avenue en Los Angeles. Los camareros vestidos con uniformes rosas y patines, ofrecían a los asistentes conos de helado de la famosa cafetería Milk, mientras estos probaban, y compraban, los productos de la nueva línea. Según la marca, la cafetería fue una forma en la que lograron que sus 8.8 millones de seguidores de Instagram experimentaran el lanzamiento en "vida real".

Obviamente llevar a la realidad estás experiencias gastronómicas no es nada barato, pero las marcas aseguran que las fotos compartidas en las redes sociales por influencers, valen la pena para que muchas otras personas conozcan los productos. Actualmente no solo se trata de vender productos, si no experiencias.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio