Publicidad

Xtabentún, historia del licor yucateco que proviene de las flores y que recuerda una leyenda de amor

Xtabentún, historia del licor yucateco que proviene de las flores y que recuerda una leyenda de amor
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Es anisado, herbal y tiene muy presente un sabor de miel pura. Es el Xtabentún, el famoso digestivo producido en Yucatán, que sale de la planta que lleva el mismo nombre, se endulza con miel de abeja melipona y significa para los habitantes de la zona mucho más que solo una bebida aclamada por los turistas.

Raíces mayas profundas

Medovuha Foto de WikimediaCommons

El significado que tiene el Xtabentún proviene de su origen fincado en una leyenda maya. De acuerdo con ella, hace muchos años, en el Mayab (como entonces se le conocía a Yucatán), vivían dos hermanas: Xtabay y Utz Cole'l.

Ambas era muy hermosa, pero la primera tenía mala fama, debido a que todos hablaban de su gusto especial por los hombres. La tildaban de pecadora. A su vez, Utz Cole'l era percibida por todos como la hermana buena y pura, que era gentil con todos y siempre tenía buenas intenciones.

Pero no era así. A pesar de lo que la gente hablaba de ellas, la realidad era que Xtabay era la de buen corazón y quien ayudaba a personas enfermas o que necesitaban algo, por mínimo que fuera. Solo que no estaba muy interesada en desmentir los rumores sobre su actuar.

Utz Cole'l iba por la vida mostrando dos caras. Por fuera parecía la más virtuosa, pero era envidiosa y repudiaba a la gente pobre.

Un día Xtabay desapareció. No supieron de ella por días, hasta que una mañana todos comenzaron a percibir en el pueblo un olor delicado a flores. Cuando fueron a su casa, la encontraron muerta, pero fragante al mismo aroma. Utz Cole'l les dijo que ese olor no era de ella, que era mejor enterrarla.

Lo hicieron y con el paso de los días descubrieron que sobre su tumba crecían flores blancas que despedían el mismo aroma que el de la casa. Por fin todos se dieron cuenta que Xtabay era buena.

a Foto de Facebook/Historia Universal Magazine

Cuando Utz Cole'l murió, sobre su sepultura creció una planta espinosa y el ambiente a su alrededor olía terriblemente mal.

Desde entonces, los mayas decidieron hacer un licor en honor a Xtabay. Lo llamaron Xtabentún, en honor a la flor póstuma que despedía la fragancia delicada, y se apareja con la creencia de que, cuando se le toma, es muy posible encontrar el amor. Se elabora a partir de fermentar la miel que las abejas meliponas producen a partir de la planta llamada Xtabentún, a lo que se le agrega un poco de anís y luego se destila artesanalmente con con ron de caña.

La permanencia de un significado

Con el paso del tiempo, la importancia del Xtabentún no ha venido a menos. Al contrario, de solo darle un significado entrañable a la leyenda, ahora los yucatecos también se enorgullecen de la diversificación del consumo de dicho licor.

Si vas a Yucatán (incluso a otros estados de la península), seguro te ofrecerán tomarlo después de una comida pesada (y vaya que se necesita, tratándose de la gastronomía de Yucatán), directo de un caballito. No obstante, en muchos bares ya lo ofrecen en un sinnúmero de recetas de coctelería.

El sabor del licor recuerda al de muchas hierbas, por lo que cuando se le mezcla con otros ingredientes ya no es necesario utilizar bitters complejos, ni garnituras que sean especiales para añadir aromas a la preparación.

Sobre las abejas meliponas

Bee 1726659 1920 Foto de Pixabay.com

Otra cosa que debes saber sobre este tema, para que puedas valorarlo desde todas las aristas posibles, es que el papel de las abejas meliponas es insustituible y también considerado como sagrado por los mayas.

En la época prehispánica eran tan veneradas, que realizaban en su honor entre cuatro y seis ceremonias al año. Lo que a los pueblos originarios les sorprendía era que una de las principales características de estos animales es que, incluso sin tener aguijón, para defender a su colonia solo mordían lo que les representaba una amenaza. Y siempre morían en el intento.

Con todo, lograban producir entre un litro y un litro y medio de miel al año. Por tal motivo el Xtabentún era (y es) tan apreciado.

Ahora ya lo sabes: si ves una botella del digestivo yucateco, no dudes en probarlo. Será una experiencia organoléptica muy especial y estarás dándole vida a una leyenda que vale la pena que muchos conozcan.

Casadaristi Foto de Twitter/@casadaristi

Fuentes: Milenio | Secretaría de Agricultura

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios