Publicidad

Tres razones por las cuales tus pantorrillas no crecen

Tres razones por las cuales tus pantorrillas no crecen
Sin comentarios

Existen muchos mitos sobre el crecimiento de la pantorrilla. Si bien es uno de los músculos que más cuesta desarrollar para algunos, al ser un músculo al igual que los demás, sólo se necesita un poco de esfuerzo y modificar el entrenamiento para comenzar a ganar masa muscular. En esta nota revisaremos tres cosas que pueden no estarte ayudando a lograr tus objetivos.

Pecho, espalda, pierna y demás, todos son músculos y las pantorrillas no son la excepción, ¿por qué no entrenarlas con la misma intensidad?.

Genética

Si bien juega un papel importante no lo es todo, la pantorrilla tiene una composición de fibra muscular con aproximadamente la mitad de potencial de crecimiento de las fibras de contracción rápida. Sumado a esto, el músculo sóleo tiene sólo 42% de la capacidad para sintetizar proteína muscular después del entrenamiento. Sin embargo, si se entrena con intensidad y al fallo como lo hacemos con otros músculos lograremos romper obras musculares para, con una buena recuperación y alimentación, ganar masa muscular.

No estás entrenando correctamente

Es muy común ver que se deja el entrenamiento de pantorrilla al final de la rutina de pierna o como un complemento cuando se tiene tiempo: Error. A la pantorrilla se le debe de dar un tiempo fijo en las rutinas para su crecimiento. Incluso, si te cuesta trabajo, dale prioridad al principio de la rutina. Una buena práctica es mezclarla el día de pecho o espalda; así no habrá pierde.

Las rutinas de pantorilla generalmente contemplan muchas repeticiones:30, 20 0 15. Si estás buscando romper fibras realiza series de 10 u 8 repeticiones a máximo. Es decir, llegar al fallo muscular. 4 o 5 ejercicios te vendrá bien.

También es importante mencionar que se si hace esto debemos calentar y estirar bien este músculo. Al utilizarlo todo el día para caminar puede traer problemas musculares si no se prepara el músculo correctamente.

Selección de ejercicios

Entrenar la pantorilla es un arte y más se no fuiste dotado genéticamente. Es primordial que en tu rutina elijas ejercicios que trabajen las 2 zonas principales de éstas: soleo y gemelos.

Coméntale a tu entrenador que estás en busca de pantorrillas perfectas, él sabrá que hacer.

Así que ya no hay pretexto, modifica tu entrenamiento y consigue unas pantorrillas fuertes y estéticas.

Imagen | antiMB.Photos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios