Compartir
Publicidad

Si los médicos aprendieran a cocinar, darían mejores consejos

Si los médicos aprendieran a cocinar, darían mejores consejos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es un tema bastante controversial, pero sin duda es algo de lo que se ha hablado mucho en este año. Es extremadamente raro que las escuelas de medicina incluyan programas de nutrición, mucho menos de cocina, sin embargo varios expertos consideran que la única forma de prevenir enfermedades a largo plazo, es si los médicos aprendieran a cocinar.

Se estima que menos del 25 por ciento de los médicos han tenido la capacitación adecuada para dar consejos nutricionales a sus pacientes. Mucho se habla del juramento hipocrático que hacen los médicos al momento de graduarse, donde se busca darle a su práctica un carácter ético. Pero también debemos de recordar otra frase de Hipócrates que dice: “Que la comida sea tu medicina”.

Estudiante medicina

En Estados Unidos se realizó un reporte que encontró que la mayoría de los médicos tienen sobrepeso u obesidad, datos que seguramente compartimos con nuestros vecinos del norte. Así que si los pacientes y los médicos tienen sobrepeso, debe de haber algo mal en el sistema.

Al menos en Estados Unidos, ya se empiezan a ver los cambios. Por ejemplo, la escuela de medicina de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, es una de las primeras en incluir clases de nutrición dentro del programa curricular, y no sólo eso, si no que los estudiantes de medicina de esta institución también aprenden a cocinar. A continuación podemos ver un vídeo de esta universidad.

El programa de Tulane busca ayudar a que los estudiantes aprendan de nutrición, pero algo que es súper importantes es que puedan aprender a transmitir a sus pacientes esos conocimientos de una forma práctica. El objetivo es que los médicos egresados de Tulane, puedan enseñarles a sus pacientes cómo cocinar de forma saludable, qué ingredientes utilizar y por qué es importante cocinar en casa.

Se sabe que cuando una persona cocina en casa, utilizando ingredientes saludables, su salud mejora. El problema es que hoy en día, para muchas personas, es mucho más fácil conseguir algo rápido que comer en la calle, en la oficina o en la escuela. Aunque el programa de nutrición en Tulane es nuevo, ya sea han realizado algunos estudios científicos para evaluar su efectividad.

Comida como medicina

En el primer estudio se observó que pacientes con diabetes tipo 2, que participaron en el programa, lograron reducir considerablemente sus niveles de colesterol total. En cambio en los pacientes que no participaron en las clases de nutrición y cocina, se observó un incremento en estos niveles. En otro estudio se observó que estas clases también eran benéficas para los estudiantes de medicina. En el segundo año de universidad, los participantes consumieron más frutas y verduras.

Uno de los objetivos de estos cambios, además de reducir los índices de obesidad, es que en un futuro los médicos receten recetas como medicina, y las aseguradoras vean a los alimentos como un gasto reembolsable. Donde los planes de prevención de los institutos de salud incluyan planificación de menús, recetas, y tal vez hasta la entrega de los ingredientes en la casa de los pacientes.

Así que la nueva revolución en las escuelas de medicina, será cambiar batas blancas por filipinas blancas.

Imágenes | Ilmicrofono Oggiono | sylvar | Chuck Grimmett |

En Vitónica Mexico | La receta de cocina y la receta médica: cambios obligatorios en la dieta
En Vitónica Mexico | Los costos médicos relacionados con la obesidad infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio