Compartir
Publicidad

Si corro, ¿puedo comer lo que sea?

Si corro, ¿puedo comer lo que sea?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un reciente artículo publicado por The Wall Street Journal titulado "¿Por qué los corredores pueden comer lo que quieran?" ha causado mucha polémica en blogs, foros y revistas especializadas en los últimos días y no está de más, ¿correr para poder comer? suena fabuloso, pero no todo en ese titular es cierto, descubre porqué.

Un pensamiento muy común entre los corredores es el de creer que pueden comer de todo, mucho y sin control. "Al fin que lo quemo corriendo" se oye seguido entre ellos, con el pretexto de la "cena de recarga de carbohidratos" que se hace una noche antes de una carrera larga, he conocido compañeros runners que se dan un atascón, perdonen ustedes el término, pero no se podría definir mejor, de harinas, grasas y azúcares de todo tipo (inclusive refinadas y dañinas para la salud) y ¿saben que? ¡Que no esta mal!

Definitivamente es cierto que al correr se quema una gran cantidad de calorías, que las reservas de glucógeno se acaban después de cruzar cierto umbral en carreras largas y que si, el cuerpo empieza a utilizar algunas veces grasa como fuente de energía (y me refiero a algunas veces porque depende de tu aportación previa de proteínas y carbohidratos que le hayas dado al cuerpo, puede inclusive tomar músculo como fuente de energía) pero si, hay (o habemos) corredores que usamos el pretexto típico de "al fin que voy a correr mañana" para excedernos de repente con ciertos alimentos y porciones.

Lo que me parece erróneo, a mi particular punto de vista, es que ese pretexto se vuelva un mantra y una forma de vida. Comer debe de ser una decisión inteligente, y no es necesario tener un máster en nutrición para entender las leyes básicas universales. Eres lo que comes y la comida es nuestra propia y muy funcional gasolina, si pretendes echar a andar un Ferrari con la peor calidad de gasolina, no te cuento los desastrosos resultados que el auto tendrá en su performance. Si quieres ser un corredor eficiente, que mejore sus RP's en la pista, que pueda cada vez correr más y mejor, la gasolina que le des a tu cuerpo será parte esencial de tu mejoría. Si quieres que tu propio "Ferrari" circule con potencia y velocidad a base de pizza barata y azúcares de la peor calidad, jamas notarás un progreso, aunque si, andarás, al igual que el auto, pero no será tu mejor desempeño.

Recientemente platicaba con un corredor de fondo que ha recorrido miles de maratones, uno de los corredores mas experimentados que he tenido la fortuna de conocer, quién me contaba de un artículo del New York Times que le cambio la vida allá en el 2007, que inicia con la frase "Come comida, no mucha, en su mayoría plantas". Dramáticamente perfecto la manera en la que lo describe, así que me di a la tarea de buscar dicho artículo y aquí esta. Se llama "Unhappy Meals" y fue escrito por Michael Pollan; en él menciona varias frases que deberían ser distribuidas como pósters para pegar en todas las paredes de tiendas de autoservicio, consultorios médicos y de nutriólogos así como hogares de familias mexicanas que se quiebran la cabeza tratando de encontrar el hilo negro, cuando en realidad, insisto, las respuestas son casi obvias.

"Un poco de carne no te matará, sin embargo es mejor que sea una guarnición y no un plato principal" y "Es mucho mejor comer cualquier alimento natural y fresco que alguno procesado" son alguna de esas frases que me cautivador y me tuvieron aquí, pegada al monitor de la laptop, leyendo y leyendo.

Al final, entre muchos aprendizajes, el artículo te hace referencia a que no es lo mismo comer, que nutrirte, entonces bien, volviendo al tema de los corredores, yo me pregunto y les pregunto a los corredores que nos leen, ¿que quieres? ¿Comer bien? o ¿Nutrirte bien? ¿Qué tipo de combustible le piensas dar a tu cuerpo para tu próxima carrera?

Imagen | bochalla En Vitónica México | ¿Corres para comer o comes para correr?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio