Compartir
Publicidad

Sales de Epsom para aliviar el dolor

Sales de Epsom para aliviar el dolor
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos hemos experimentado dolor muscular, ya sea por realizar una actividad física intensa, o por estar todo el día parados. Sabemos que es un dolor temporal y que en unos días pasara, pero siempre es bueno considerar algún remedio casero, fácil y efectivo. Seguramente ya has escuchado hablar de las sales de Epsom, y su efectividad para aliviar dolores musculares. Hoy hablaremos un poco más de ellas.

Empecemos por un poco de historia. Se dice que en 1618, un ganadero en la ciudad inglesa de Epsom, se dio cuenta que su ganado no quería beber agua de un manantial en específico. Decidió probarla el mismo, y así fue como se dio cuenta de que efectivamente tenía un sabor amargo. Probablemente el agua de ese manantial no servía para beber, pero pronto los habitantes de los alrededores se dieron cuenta que esa agua ayudaba curar erupciones y rasguños en la piel.

Tina

Los manantiales de esa zona se volvieron famosos por sus poderes curativos y restaurativos. La razón es que el agua de esos lugares contiene muchos minerales, específicamente sulfato de magnesio (MgSO4), mejor conocido hoy en día como sales de Epsom.

Sumergirse en agua con sales de Epsom, libera iones de magnesio que son absorbidos por la piel. Estos iones interfieran con los receptores cerebrales encargados de registrar el dolor. También ayuda a controlar otras proteínas del cuerpo, lo que aumenta el rendimiento general. El sulfato, compuesto por azufre y oxígeno, ayuda a eliminar toxinas y forma parte de las proteínas que ayudan mejoran el rendimiento de los tejidos y las articulaciones. Las personas que sufren de artritis reumatoide, tienen niveles de sulfatos bajos.

Baño

De hecho la Fundación de Artritis recomienda realizar baños con agua tibia, entre 33 y 38 grados centígrados, con sales de Epsom para incrementar estos dos minerales en el cuerpo. Según investigaciones realizadas en la Universidad de Birmingham en el Reino Unido, un baño con sales de Epsom puede incrementar los niveles de magnesio hasta en un 35%.

Además del dolor muscular y de articulaciones, las sales de Epsom también ayudan a reducir la apariencia de los moretones, y a reducir el dolor de las picaduras de insectos y de las quemaduras solares.

Para aprovechar los beneficios de las sales de Epsom, no es necesario viajar hasta Inglaterra. Hoy en día puedes encontrar sales de Epsom en algunos supermercados y tiendas naturistas. Eso sí, necesitas una tina para poder usarlas. Lo ideal es utilizar 2 tazas de sales de Epsom en una tina llena de agua tibia, y remojarse por 12 minutos mínimo. Aunque se recomienda que estos baños sean ocasionales. Las personas con diabetes deben de tener cuidado, porque niveles muy altos de magnesio puedes estimular la liberación de insulina.

Imágenes | mbtphoto (away a lot) | rick | Christopher |

En Vitónica México | Los beneficios del jengibre para los atletas
En Vitónica México | ¿Por qué me duelen los músculos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio