Compartir
Publicidad

¿Por qué las dietas, por lo general no funcionan?

¿Por qué las dietas, por lo general no funcionan?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Por qué las dietas, por lo general no funcionan? Así se llama la plática de la neurocientífica Sandra Aamodt. Generalmente la pérdida de peso la relacionamos con la cantidad de comida que consumimos y con la energía que quemamos, pero su teoría se basa en que el cerebro es el principal regulador del peso corporal, específicamente el hipocampo. Y al parecer, las decisiones del cerebro son mucho más fuertes que la fuerza de voluntad.

En el video podrás descubrir como el cerebro tiene su propia idea de lo que una persona debe de pesar, llamado el punto de referencia. Este punto de referencia, tiene un rango de unos 7 kilogramos arriba y unos 7 kilogramos abajo. Sandra explica que puedes moverte dentro de ese rango con facilidad, pero en el momento que tu peso se sale de ese rango, tu cerebro hará lo imposible para regresar a un peso dentro de los parámetros “normales”. Desde un punto de vista evolutivo, el cuerpo humano prefiere almacenar energía para estar preparado cuando la comida escasee.

En su plática también explica, a través de los resultados de un estudio, que los estilos de vida que escogemos son mucho más importantes para mantener una vida sana que nuestro peso. Los cuatro hábitos saludables son: comer frutas y verduras, hacer ejercicio, no fumar y beber en moderación. Su mensaje es que si lo que realmente te preocupa es mantener una vida sana, trata de cumplir con estos cuatro hábitos saludables, el peso no es un indicador de que tan sana es una persona.

Su solución es comer conscientemente. Para ella es más importante que hagamos las paces con la comida: darte permiso a comer lo que quieras, comer cuando tienes hambre, comer lento y sin distracciones, prestar atención a cómo se siente tu cuerpo cuando tienes hambre o cuando estás satisfecho. Dice que comer conscientemente a lo mejor no te ayuda a perder mucho peso, pero todas las dietas probadas fallan en el largo plazo, debido a que la fuerza de voluntad es un recurso limitado, cualquier estrategia de pérdida de peso que se base en ella, esta condenada al fracaso cuando sea necesario enfocarnos en otro aspecto de nuestra vida.

Un punto de vista interesante de nuestra relación actual con la comida y las dietas. Donde los estilos de vida que escogemos, están estrechamente relacionados con nuestra genética y nuestra actividad fisiológica.

Imagen | TipsTimesAdmin

En Vitónica México | ¿Sabes cuánta azúcar escondida consumes? En Vitónica México | Aprende a calcular tus necesidades nutricionales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio