Publicidad

Objetivos que deberías de tener al entrenar

Objetivos que deberías de tener al entrenar
Sin comentarios

No, no estamos diciendo que querer lucir increíble después del cortón con tu ex pareja no sea un buen objetivo, pero digamos que en el entrenamiento deportivo siempre es bueno ir mas allá, mantener ambiciones alcanzables y crearte una lista tangible de objetivos que debes de tener claro al momento de entrenar.

La gente del mundo fitness siempre esta hablando sobre la importancia de tener metas. De hecho, es importante que cuando pisas por primera vez un gimnasio o bien vayas a empezar a entrenar una nueva disciplina, te preguntes a ti mismo ¿qué quieres lograr?, ya que tener claro el objetivo hará mucho más fácil llegar a él.

Si bien, no existe tal cosa como un "mal objetivo", tener intenciones mas específicas puede llegar a ser mucho mas poderoso, sobre todo si en el camino se puede ir midiendo el progreso. A continuación, nuestra recomendaciones de metas para sumar a tu lista (o iniciarla si es que no la tienes aún):

Objetivo 1: Reducir el porcentaje de grasa corporal

Conozco mucha gente que cuando inician una rutina o entrenamiento, dicen que solo necesitan bajar 3-4 kilitos de más, sin embargo siempre les respondo con el mismo viejo discurso de "el músculo pesa mas que la grasa" y es que esto es real. Un kilo de músculo es mas denso y ocupa menos espacio que un kilo de grasa. Así que si en tus objetivos esta "perder peso" en realidad lo debes de cambiar a "perder grasa" y ganar (o retener) músculo. En esencia, el ideal es cambiar nuestra composición corporal, disminuir el porcentaje de grasa e irlo monitoreando de distintas maneras; la primera: medir pliegues cutáneos con un adipómetro, es una forma muy clásica y hasta cierto punto rústica pero ayuda bastante sobre todo en gimnasios que no cuentan con nuevas tecnologías de medición. Le segunda y más exacta: pedir a un especialista que nos mida el % de grasa a través de una báscula de bioimpedancia eléctrica la cual determinará con exactitud nuestro porcentaje de grasa. La tercera y mucho mas pro, es ir a cualquier laboratorio y pedir que te hagan una prueba de desplazamiento de agua para medir volumen.

Objetivo 2: Ser mas fuerte

Al decir fuerza, inmediatamente nos imaginamos un Schwarzenegger cualquiera y sabemos que para muchos no es el ideal en la vida, sin embargo debemos de quitarnos ese miedo que le tenemos a la fuerza como un objetivo. Te tengo una noticia importante, ¡puedes ser fuerte y a la vez ser delgado/a! Tener "fuerza" como meta puede llegar a ser más cuantificable que simplemente decir que quieres "tonificar" (término que solemos usar mucho, sobre todo las mujeres, cuando estamos describiendo el deseo de tener músculo). La fuerza se puede medir en pruebas de resistencia haciendo flexiones o lagartijas y depende el número de repeticiones que se pueda hacer, será el nivel de fuerza que se tenga. Ser personas mas fuertes nos ayudará en el día a día, cuando no necesitemos ayuda para cambiar el garrafón de agua o bien o al levantar la maleta al compartimento superior de un avión.

Objetivo 3: Dominar una disciplina.

Yo soy particularmente partidaria del multitasking deportivo o bien, no enfrascarse en la misma rutina diario, pero por otro lado considero que es muy bueno tomarle gusto a una disciplina y volvernos los mejores en ella. Tengo amigos que decidieron que "no eran buenos para los deportes" simplemente porque trataron con algo que no era para ellos. Encontrar tu disciplina, engancharte, amarla tanto que disfrutes hacerla y se vuelva tu prioridad te puede llevar a perfeccionarte tanto que te especialices y compitas inclusive a nivel internacional (¿por qué no? se vale soñar ¿no?) El hecho de que hayas resultado ser un desastre en yoga, no quiere decir que no seas bueno en box, la idea es irle buscando hasta encontrar tu pasión.

Objetivo 4: Convertir el ejercicio en parte de tu rutina

A diario convivo con personas que quieren ponerse en forma para un evento en específico; una boda, una reunión de egresados del colegio, las vacaciones en la playa, etc. Aunque no estoy diciendo que estos objetivos estén mal, tener un aliciente para verte bien en determinado momento puede ser algo positivo, debemos fomentarnos a nosotros mismos la idea del largo plazo, hacer ejercicio no solo para "la gran ocasión" sino para el resto de nuestros días. El reto aquí esta integrar las horas de entrenamiento en nuestra agenda diaria y volverlas inquebrantables, ya sea muy temprano, al medio día o por la noche, entrenar debe ser para ti como respirar y comer. Existen muchas motivaciones que te pueden ayudar a ser cumplido, desde tener un compañero/a de entrenamiento, inspirarte en gente que admiras o bien, darte un tiempo para ti mismo en medio de las presiones del día, el punto es que no empieces a post-poner o dejar tu entrenamiento por cualquier cosa que se te interponga en el día.

Objetivo 5: Llegar bien entrenado a una competencia

A diferencia el objetivo anterior, donde pongo en tela de juicio entrenar para verte bien en un evento social, este objetivo por el contrario, sí permite tener una fecha límite y un calendario, pero la finalidad es rendir en una competencia o concurso relacionado al deporte. Registrarte en una carrera, hacer tu primer triatlón, participar en una carrera de obstáculos, son objetivos claros y concisos que llevan implícito entrenar como el infierno. Quien quita y después de la competencia, estás tan encarrilado que ya hiciste del ejercicio un hábito.

¡Suerte y escribir objetivos claros!

En Vitónica | Ten claro tu objetivo a la hora de entrenar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios