Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Náuseas cuando tomas té? He aquí la explicación y solución

¿Náuseas cuando tomas té? He aquí la explicación y solución
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de mis bebidas favoritas es toda clase de té e infusiones. Es extremadamente reconfortante y te pone de buen humor, beber una taza en cualquier momento del día, percibir los aromas; sabores que van de los mas sutiles y delicados a los mas exóticos y robustos; compartir un tiempo con alguien o contigo mismo bebiendo de tu taza favorita, es invaluable. Sin embargo hay ocasiones en las que beber té provoca náuseas ¿Te ha pasado?... He aquí la explicación y solución.

Hace poco, me di cuenta de algo que me había pasado en múltiples ocasiones, pero no me había detenido a buscar la explicación y ni siquiera le daba importancia: cuando tomo té negro, siento náuseas o esa sensación de querer vomitar. Al parecer no soy el único que ha experimentado esto.

Resulta ser que la razón detrás de las náuseas, no tiene que ver con el tipo de té que consumamos, o si lo bebemos frío o caliente. Todo tiene que ver con un ingrediente presente en todos los tés: los taninos.

Los taninos son las sustancias que aportan un sabor amargo, también son comunes en el vino. Esta sustancia provoca que experimentemos astringencia, es decir, la sensación de sequedad en la boca después de beberlo. Si tomamos el té con el estómago vacío, nos sentiremos nauseabundos.

Los taninos tienen propiedades antibacterianas. Esta sustancia esta presente en todos los tés, pero en mayor medida en los tés negros, es por esta razón que el sabor es mas amargo que otros. Recuerda el sabor del English breakfast, un te chai o un Earl Grey.

Cuando infusionamos el té por mas de dos minutos, los taninos de las hojas se liberan. Entre mas fuerte el té, mas concentración de taninos tendrá. Por este motivo, se recomiendan diferentes tiempos de infusión para los tés:

  • 3 minutos para el te verde
  • 2 a 3 minutos para el té blanco
  • 5 a 6 para infusiones herbales
  • 5 minutos para el te negro.

Para evitar las náuseas, es recomendable, beber menos taninos; esto lo conseguimos fácilmente dejando infusionar por menos tiempo el té con agua por debajo del punto de ebullición. También se puede añadir leche al té. La leche captura los taninos, reduciendo su capacidad de inducir náuseas.

Otra solución, es comer antes de beber el té o acompañarlo con algún alimento. También existen otras alternativas: comer un poco de almidón como arroz u otro cereal como un pieza de pan; masticar un trocito de jengibre (sin tragarlo) o incluso agregándoselo a la infusión; beber un poco de agua con bicarbonato de sodio disuelto. Todos estos remedios, aliviarán rápidamente las nauseas.

El té y otras infusiones, aportan grandes beneficios a la salud. Bebe el que más te guste, prueba muchas variedades, házlos en casa, y cuida el tiempo de infusión si sientes náuseas.

Vía | Extra crispy (¡Uno de mis blogs favoritos!!!)

Imagen | A Girl With Tea
En Vitónica México | ¿Se puede beber demasiado té verde?
En Vitónica México | ¿Has tomado kombucha?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio