Publicidad

Los padres deberían evitar hablar del peso de sus hijos

Los padres deberían evitar hablar del peso de sus hijos
Sin comentarios

Durante la infancia, cualquier comentario recurrente puede afectar positiva o negativamente la autopercepción del niño y posteriormente en su juventud. De acuerdo a un estudio publicado en "The journal Eating and Weight Disorders", los padres deberían evitar hablar del peso de sus hijos.

Comentarios mal intencionados o "preocupados por su bienestar", sobre el peso corporal de los niños puede desencadenar trastornos alimenticios como atracones, anorexia y otros conductas alimentarias insanas.

Cuando se realiza este tipo de comentarios, el niño internaliza los estereotipos de peso corporal que están muy alejados de la realidad. De acuerdo a las estadísticas, las niñas son las más afectadas con estos comentarios, desencadenando una inconformidad crónica con su cuerpo, incluso si no presentan sobrepeso.

El impacto en las niñas puede ser especialmente destructivo, debido a que ellas están más expuestas a mensajes acerca de la delgadez y peso corporal, y la mayoría de las veces el valor de las mujeres se relaciona con su apariencia. Es responsabilidad de los padres educar a sus hijos en estos temas.

Resumiendo, se realizó un estudio en el que se les pregunto a cerca de 500 mujeres entre 20 y 30 años sobre que tan frecuente sus padres hicieron comentarios respecto a su peso durante su infancia. Las respuestas fueron de "pocas veces" a "todo el tiempo"

Los investigadores concluyen que los comentarios hechos por miembros de la familia, tienen un mayor impacto que los comentarios realizados por personas sin parentesco. Depresión y baja autoestima son el resultado de estos comentarios, desembocados en un trastorno alimentario.

¿Qué deben hacer los padres? La respuesta es mas que obvia: EDUCACIÓN y promoción de buenos hábitos de alimentación, ejercicio, estilo de vida y valores que solo se pueden desarrollar en el núcleo familiar. Si el padre esta preocupado por el peso de su hijo, en un país, en donde el número de casos de obesidad infantil es elevado, es momento de entrar en acción y modificar poco a poco todas aquellas conductas que están generando el problema, siempre con afecto y de manera saludable. El peso no determina lo que somos, lo que valemos como personas, pero siempre se puede ser más saludable y el apoyo familiar constante puede hacer personas estables y felices.

Imagen | Gaulsstin
En Vitónica Mexico | Obesidad infantil, un mal imparable
En Vitónica Mexico | Una impactante campaña sobre los efectos de la obesidad infantil

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios