Compartir
Publicidad

Las ventas de refresco siguen a la baja en México por segundo año consecutivo

Las ventas de refresco siguen a la baja en México por segundo año consecutivo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando leí esta noticia, publicada el pasado 22 de febrero por el New York Times, me di cuenta que aún hay esperanza en la búsqueda del camino hacia una estilo de vida saludable. Las ventas de refresco siguen a la baja en México por segundo año consecutivo. Esta noticia se remonta al año 2014, en donde el gobierno junto con la Secretaría de Salud, se decidió agregar un impuesto a la bebida carbonatada, la favorita de la "epidemia de sobrepeso y obesidad del país".

Con el impuesto, las ventas de refresco, jugos de fruta industrializados y té helados azucarados, disminuyeron. Esta medida fue inspirada por los Estados Unidos (se implementó en California, Illinois, San Francisco, Oakland y Philadelphia ), en donde ya se había intentado controlar la ingesta de bebidas azucaradas, dando un buen resultado en la Salud pública.

Regresando a México, las personas con un bajo ingreso económico, grupo con un alto riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad y enfermedades derivadas. En este grupo se notó una disminución de consumo de bebidas azucaradas.

De acuerdo a la Secretaría de Salud, el agua azucarada altamente ingerida por la población, ha contribuido a la ola de sobrepeso y desarrollo de diabetes de la población. Claramente esta que influyen otros factores.

Durante el primer año, el consumo de refresco disminuyo en un 5.5 %, de acuerdo a largas muestras realizadas en los hogares urbanos mexicanos. Para el 2015, esta cifra cambió a un 9.17%. -¡Un aplauso!-

Comparado con otras sustancias adictivas como el alcohol y el tabaco, el refresco se ha tornado a un patrón similar. Poco a poco, el impacto del impuesto ha alejado al consumidor promedio o reduciendo su consumo.

Esta medida, no solo se ha aplicado a la sociedad en general, también a lugares públicos y escuelas. El dinero recaudado por el impuesto, se ha destinado como una fuente estable para invertir en educación.

Esta noticia es buena para la población pero mala para la industria refresquera, aunque bien podría ser una área de oportunidad para que esta industria desarrolle una oferta mayor de productos con un perfil nutricionalmente mas adecuado.

Vía | The New York Times

Imagen | Heather
En Vitónica México | Los peligros de los refrescos de dieta
En Vitónica México | El extraño ingrediente que en sus inicios contenía el 7-UP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio