Compartir
Publicidad

La respuesta del cuerpo a la enfermedad tiene olor

La respuesta del cuerpo a la enfermedad tiene olor
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según un estudio sueco, los seres humanos somos capaces de oler la enfermedad, o al menos detectar un olor distinto en el sudor de las personas con sistemas inmunes bastante activos que están respondiendo a una infección.

En el estudio, participaron ocho personas sanas, quienes fueron inyectadas aleatoriamente con lipopolisacárido, una toxina bacteriana que produce una fuerte respuesta inmune, o con agua salada. Cuatro horas más tarde, los investigadores retiraron las camisetas de los participantes, cortaron el área de las axilas y la pusieron dentro de botellas. Después, 40 estudiantes universitarios olfatearon las muestras, y calificaron la intensidad, el nivel de agrado y la "salud" percibida del olor.

Sin saberlo, los estudiantes calificaron las camisas de las personas inyectadas con la toxina como más desagradables y más intensas, comparadas con las del grupo de personas inyectadas con agua salina. Los participantes también calificaron las camisas del grupo infectado con un olor más “enfermizo”. Es posible que los evaluadores utilizaron los olores más placenteros y menos intensos como signos de salud.

Sudor

Se sabía que algunas personas con ciertas enfermedades emiten un olor distintivo después de aparecer los síntomas. Por ejemplo, según algunos, las personas con fiebre amarilla, huelen a carnicería. Las personas con escrófula, una infección de los ganglios linfáticos, tienen un olor a cerveza rancia, y las personas diabéticas a veces tienen un aliento con olor a acetona.

Los resultados de este estudio sugieren que los humanos podemos distinguir entre los olores de personas enfermas y sanas, tan sólo cuatro horas después de que el sistema inmunológico se activa. Los científicos también encontraron que cuanto mayor es la respuesta inmune a la toxina, los evaluadores califican el olor como más desagradable. La capacidad para detectar a las personas enfermas a través del olfato podría servir para proteger a las personas sanas.

Sin embargo, el estudio se realizó en un laboratorio, y los participantes fueron inyectados con una sola toxina, así que los investigadores no están seguros si los resultados son los mismos en personas con otras infecciones.

Examen olfativo

En otro estudio se había visto que las enfermedades de transmisión sexual también ocasionan un olor desagradable. En este caso el sudor de los hombres con gonorrea fue calificado como menos agradable comparado con el sudor de los hombres sin la enfermedad. En este estudio, se recolectó el sudor de las axilas de 34 hombres rusos entre los 17 y los 25 años. Trece tenían gonorrea, 16 estaban sanos y cinco habían tenido gonorrea pero se habían recuperado.

Le pidieron a 18 mujeres sanas oler el sudor y valorar que tan agradable era, así como elegir una palabra para describir el olor: podrido, floral, vegetal, leñoso, menta y frutal. Las mujeres clasificaron el sudor de los hombres infectados como mucho más desagradable comparado con el sudor de los hombres sanos. El 50 por ciento de los hombres que tenían gonorrea tenían sudor que olía a podrido, mientras que sólo el sudor del 32 por ciento de los hombres sanos fue descrito como podrido. El 26 por ciento de los hombres sanos tenía un olor floral, sólo el 10 por ciento de los que tenían gonorrea recibieron esa clasificación.

Los investigadores de este estudio especularon que el sistema inmunológico era el responsable en el cambio de olor, ya que encontraron una relación entre la concentración de anticuerpos en la saliva masculina y lo agradable que su sudor olía a las mujeres. Cuanto mayor era la concentración de anticuerpos, menor era la puntuación.

Imágenes | Aqua Mechanical | soozed | Sam Felder |

En Vitónica México | Tu olfato puede ser un indicador de tu estado de salud
En Vitónica México | El "semáforo cerebral" que nos ayuda a elegir que comer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio