Compartir
Publicidad

Hacer ejercicio antes del embarazo, ayuda a minimizar los dolores asociados con el embarazo

Hacer ejercicio antes del embarazo, ayuda a minimizar los dolores asociados con el embarazo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las futuras madres generalmente tienen un montón de preguntas y preocupaciones, entre ellas cual es la mejor forma de tener un embarazo y un parto sin problemas. Por estudios previos se sabía que las mujeres que continúan haciendo ejercicio durante el embarazo, suelen tener menos dolor y un parto más fácil. Y ahora un nuevo estudio, publicado en el British Journal of Sports Medicine, sugiere que las mujeres que hacen ejercicio de forma regular antes del embarazo, presentan menos dolores físicos durante el embarazo y el parto.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que hacer ejercicio, máximo cinco veces a la semana, antes del embarazo puede ayudar a evitar el dolor en la cintura pélvica, un término utilizado para cualquier tipo de dolor asociado con los cambios en las articulaciones y ligamentos provocados por el embarazo.

Mamás ejercitandose

El dolor en la cintura pélvica afecta del 2 al 3 por ciento de las mujeres y puede durar hasta un año después del parto. Incluye dolor en la parte posterior de la pelvis y en la articulación donde los huesos del pubis se encuentran con la parte delantera de la pelvis (la sínfisis del pubis). Se ha relacionado con una reducción en la actividad física durante el embarazo, que en sí es un factor de riesgo para las complicaciones del embarazo.

Investigadores del Instituto Noruego de Salud Pública analizaron si el ejercicio regular antes del embarazo, podría afectar el riesgo de desarrollar dolor en la cintura pélvica. Para esto analizaron información de más de 39,000 mujeres que estaban esperando su primer hijo entre 2000 y 2009. La edad media de las mujeres fue de 38 años.

Durante la semana 17 del embarazo, las mujeres asistían a la clínica para su ultrasonido de rutina, y se les preguntaba sobre el tipo y la frecuencia del ejercicio que realizaban en los tres meses antes de quedar embarazadas. En la semana 30 del embarazo, se les preguntaba sobre la frecuencia e intensidad del dolor en la cintura pélvica.

Yoga

La frecuencia del ejercicio se puntuó de cero (nunca) hasta 3 (por lo menos tres veces a la semana), al que se le sumaban 13 tipos diferentes de ejercicio: caminar a paso ligero, trotar, ciclismo, entrenamiento en un gimnasio, nadar, ejercicio de bajo impacto y de alto impacto, aeróbics prenatales, bailar, esquí de fondo, juegos de pelota o montar a caballo.

Más de la mitad (56.5%) de las mujeres dijeron que habían hecho ejercicio al menos tres veces a la semana antes de quedar embarazadas, mientras que el 7 por ciento dijo que no habían hecho nada de ejercicio durante el período previo a su embarazo. Es importante señalar que el 90 por ciento de las mujeres que hacían ejercicio antes del embarazo, seguían ejercitándose en la semana 17.

En general, aproximadamente una de cada 10 mujeres dijeron haber experimentado dolor en la cintura pélvica en su semana 30 de embarazo. Ese número se elevó a una de cada ocho entre las mujeres que dijeron que no habían hecho ejercicio antes de quedar embarazadas.

Nadar

¿Qué tipo de ejercicio fue el más benéfico? Entre las mujeres que hacían ejercicio regularmente, los investigadores descubrieron que las mujeres que participaron en ejercicios de alto impacto, como correr, aeróbicos de alto impacto y juegos de pelota, eran las menos propensas a reportar dolor en la cintura pélvica. De hecho, después de considerar factores influyentes, como la edad, el peso, el nivel de educación, el tabaquismo y antecedentes de dolor en la espalda, hacer ejercicio de alto impacto de tres a cinco veces a la semana, se asoció con un riesgo 14 por ciento menor, de desarrollar dolor de cintura pélvica en la semana 30 del embarazo.

No se encontraron beneficios adicionales al realizar más de cinco veces a la semana de ejercicio. Los investigadores saben que debido a que es un estudio de observación, no hay conclusiones definitivas sobre la causa y el efecto. Sin embargo, se conocen los efectos analgésicos del ejercicio entre las personas que no están embarazadas o que sufren de dolor crónico, como resultado de las endorfinas.

Imágenes | Heikki Siltala | Serge Melki | daveynin | USAG- Humphreys |

En Vitónica México | Cómo cambia el cuerpo de una mujer durante el embarazo
En Vitónica México | Nutrición en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio