Publicidad

Engaña a tu cerebro y gánale al Jet-Lag

Engaña a tu cerebro y gánale al Jet-Lag
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estamos a muy poco tiempo de empezar la Semana Santa, y si dentro de tus planes esta viajar a otro continente, seguramente haz buscado formas de evitar el jet lag para aprovechar al máximo tu viaje. Desde hace algunos años se sabe que la exposición a la luz antes de un viaje, puede ayudar al cuerpo a adaptarse a los cambios en los ciclos de sueño al cambiar zonas horarias.

La exposición a la luz funciona mejor por la noche, ya que engaña al cerebro para que piense que el día es más largo de lo que realmente es. Científicos de la Universidad de Stanford realizaron un estudio para encontrar la mejor técnica para utilizar la luz para ayudar a las personas a adaptarse más rápidamente a los cambios en sus ciclos de sueño.

54007638 56da7797a6 O

Primero observaron el efecto de la exposición a la luz mientras las personas duermen. Encontraron que los ritmos circadianos del cuerpo, que controlan los ciclos del sueño, son más sensibles a la luz durante la noche, incluso cuando los ojos de una persona están cerrados.

Después quisieron saber si el tipo de luz que pasa a través de los párpados tiene un efecto diferente. Reclutaron a 39 voluntarios y les pidieron que siguieran un ciclo regular de sueño durante dos semanas: ir a la cama y levantarse a la misma hora todos los días. Luego los llevaron a un laboratorio del sueño, donde los dividieron en dos grupos.

Una vez que se habían dormido, a un grupo se les dio el tratamiento convencional de exposición continua a la luz durante una hora. Al otro grupo se les aplicaron destellos de luz rápida, con 10 segundos de diferencia.

2335495334 18aa813b79 O

Al día siguiente encontraron que en las personas expuestas a la luz intermitente se logró un retraso de casi dos horas en la aparición de la somnolencia, en cambio los que recibieron el tratamiento con luz continua, el retraso fue sólo de 36 minutos. ¿Por qué la luz intermitente es más efectiva que una constante?

Según los científicos tiene que ver con las células en la retina, encargadas de mandar señales a la parte del cerebro que establece los ritmos circadianos. Al parecer, esas células utilizan los tiempos de oscuridad entre los destellos para recalibrarse, y eso les ayuda a ser más sensibles a la luz cuando vuelve a aparecer.

La mayoría de la gente puede dormir muy bien mientras la luz destella. Así que la terapia con este método de luces parpadeantes podría ayudar a ajustar el reloj biológico interno para todo tipo de interrupciones en el ciclo de sueño. Desde los médicos residentes cuyos horarios para dormir siempre están cambiando, o los trabajadores de turnos nocturnos que quieren estar despiertos durante las horas del día en los fines de semana, o los choferes de camiones.

Imágenes | stereogab | Simon Shek | Trishhhh |

En Vitónica México | ¿La solución al jet lag? Ecuaciones matemáticas
En Vitónica México | Algunas recomendaciones saludables para viajar en avión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios