Publicidad

Dietas de desintoxicación ¿realmente funcionan?

Dietas de desintoxicación ¿realmente funcionan?
Sin comentarios

Estamos en plena temporada donde muchas personas deciden empezar a llevar un estilo de vida más sano, la primera opción, casi siempre, es empezar una dieta. En revistas, en la tele y en internet, podemos encontramos una cantidad inmensa de dietas que prometen que con ellas vas a bajar de peso. Últimamente, la palabra “detox” o “desintoxicación” se ha unido a la moda de las dietas, pero, las dietas de desintoxicación ¿realmente funcionan?

¿Qué es una dieta de desintoxicación?

En general, se caracterizan por ser dietas bajas en calorías donde se consumen principalmente alimentos en forma líquida (licuados, jugos o malteadas). El objetivo es limpiar el cuerpo de las toxinas acumuladas en nuestras células. Supuestamente al terminar con la limpieza, te sentirás lleno de energía. Podemos encontrar dientas con una duración de tres días o hasta un mes.

Aunque existen muchísimos tipos de dietas de desintoxicación, la mayoría empieza con un período de ayuno, generalmente tomando solamente agua, seguido de una dieta en la que solamente un tipo de fruta es permitido en cada comida. Algunas dietas permiten tomar un vaso de jugo entre comidas. Después de este período, la dieta se vuelve más variada pero los alimentos deben de ser crudos. Por ejemplo, para desayunar puedes escoger entre sandía o melón, y solamente comerás ese tipo de fruta hasta que estés lleno. A media mañana a lo mejor te da hambre, entonces podrás tomar un jugo de zanahoria. Para la comida, escoges otro tipo de fruta como piña o ciruelas. Para terminar el día, puedes cenar manzanas, plátanos o peras.

Jugo de frutas

Algunas dietas de desintoxicación aconsejan tomar algún tipo de suplemento para ayudar en el proceso de limpieza del cuerpo. Estos suplementos pueden ser hierbas, baños, saunas y hasta laxantes o enemas. Eso sí, en el mundo de las dietas detox te puedes encontrar de todo. Por ejemplo la dieta Lemon Detox, que consiste en tomar únicamente una mezcla de miel de maple, jugo de limón, agua y pimentón.

Como consumes puras verduras o frutas, estás dietas están cargadas de vitaminas, antioxidantes y fibra, que obviamente es un gran beneficio para tu cuerpo. Generalmente los menús de estas dietas son muy bajos en calorías, por lo que probablemente bajaras de peso. Pero debido a que son dietas extremas y muy restrictivas tienes que tener mucho cuidado con el rebote.

Pero en lugar de restringir nuestro dieta a un solo tipo de alimento ¿por qué no incluir en nuestras dietas diarias estos súper alimentos de una forma equilibrada?

¿Qué opina la comunidad médica?

Hígado

Muchos médicos no están de acuerdo con la idea de que eliminar ciertos alimentos de nuestra dieta nos ayude a “limpiarnos”. Es cierto que el cuerpo acumula toxinas de la comida que ingerimos, las medicinas y de lo que respiramos en el medio ambiente. Pero el cuerpo humano está diseñado para lidiar con estos desechos, tenemos al sistema inmunológico, el sistema renal y al hígado. De hecho la comunidad médica está preocupada por la creciente popularidad de las dietas de desintoxicación. Han descubierto que existe una gran variedad de efectos secundarios al seguir estas dietas: bajos niveles de glucosa en la sangre, dolor muscular, fatiga, mareos y nauseas.

El hígado es el órgano, que por excelencia, se encarga de la desintoxicación del cuerpo. El hígado no acumula las toxinas en su interior, si no que convierte los productos químicos dañinos en productos químicos solubles en agua, los cuales pueden ser excretados por el sudor o por el intestino. Una toxina a lo mejor necesita pasar muchas veces por el hígado hasta quedar completamente desintegrada, pero nunca se estanca en el órgano. Las excepciones son la vitamina A, el hierro y el cobre, pero es muy raro y es un signo de enfermedad hepática.

Evitar consumo alcohol

¿Qué recomiendan entonces?

Lo mejor es llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio (recuerda que a través del sudor también eliminamos toxinas). Los alimentos que debes de consumir son frutas, vegetales, granos enteros y proteínas sin grasa. Evitar comidas procesadas, con mucha sal o azúcar. Limitar tu exposición a toxinas como alcohol, tabaco, contaminación o medicinas innecesarias. Tomar muchos líquidos. En pocas palabras, incluye una variedad de alimentos “buenos” en tu dieta, así no tendrás que eliminar nada “malo” de tu cuerpo. En otro post escribiré sobre algunos súper alimentos que podemos incluir en nuestras dietas.

Más información | WebMd | CNN | Discovery Health Imágenes | cogdogblog | anastasia r | rajcreationzs/FreeDigitalPhotos.net | zeevveez |

En Vitónica México | Pros y contras de ser vegetariano EN Vitónica México | ¿Somos adictos a la comida chatarra?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios