Compartir
Publicidad

Cortisol: La hormona del estrés. ¿Cómo la combato?

Cortisol: La hormona del estrés. ¿Cómo la combato?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Flojera para ir al gimnasio o realizar la actividad física? Hace unos días cuando hablábamos sobre estrés mencionamos el cortisol, mejor conocida como "la hormona del estrés". Esta hormona, que generalmente se libera del cuerpo cuando nos encontramos en situaciones de peligro o cargas emocionales/laborales, es la causante, en muchas ocasiones, de la falta de ganas o "flojera" para realizar cualquier actividad; llámese deportiva o de la vida cotidiana.

Aunque soy fiel creyente de que la mejor solución a este problema es ponerse los tenis, pants, ir al gimnasio, y obligarnos a empezar la rutina, el cortisol tiene síntomas mayores que por más que lo deseemos, el mismo cuerpo no nos da.

¿Cuáles son los síntomas físicos para detectar el cortisol o saber si lo traemos en exceso?

  • Falta de sentido del humor
  • Irritabilidad constante
  • Sentimientos de ira
  • Ganas de llorar
  • Cansancio permanente aunque no hagamos nada
  • Dolores de cabeza
  • Hipertensión
  • Falta de apetito o gula desmesurada
  • Problemas digestivos
  • Orina frecuente, diarrea o estreñimiento
  • Dolores o calambres musculares
  • Infertilidad e interrupción de la menstruación
  • Pérdida de memoria debido a que los niveles altos de cortisol, dañan la conexión entre células cerebrales
  • Disminución de las defensas

¿Cómo tratarla? Para reducir los niveles de cortisol es necesario establecer una dieta acompañada de algunos suplementos alimenticios. Además, en el caso de que los síntomas persistan, visitar al médico para comenzar un tratamiento.

La dieta juega un papel importante, debemos suministrar al organismo todos los nutrientes necesarios para prevenir cualquier deficiencia: proteínas de alta calidad, ácidos grasos esenciales, carbohidratos complejos, vitaminas y minerales. Una disminución en la ingesta calórica podría aumentar los niveles de cortisol.

Agrega a tu dieta alimentos como huevo, leche, cereales integrales que son ricos en triptófano, un aminoácido que estimula la producción de serotonina, la hormona del bienestar.

Evitar el consumo de bebidas excitantes como café, refresco de cola y alcohol. También debemos eliminar los edulcorantes artificiales, sobre todo aspartamo que estimula en exceso el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

Dormir bien es de tremenda importancia. Se recomienda dormir ocho horas por la noche para que nuestro organismo ponga en marcha el mecanismo renovación y recuperación celular.

Relájate y practica con regularidad yoga, tai-chi, o ejercicios de relajación, meditación y técnicas de respiración para contrarrestar los periodos de tensión.

También existen suplementos que bien nos ayudarán a la tarea de combatir el cortisol:

Fosfatidilserina: tiene propiedades supresoras del cortisol. Vitamina C: por sus propiedades antioxidantes, atenúa transitoriamente los incrementos del cortisol. Vitamina A: ayuda a minimizar los niveles de la hormona del estrés. Té verde: contienen L-teanina, la dial mejora la producción de ondas alfa del cerebro. Ginseng: actúa sobre el cerebro y en las glándulas suprarrenales para que dejen de producir las hormonas del estrés.

Como ya mencionamos estos son algunos consejos para reducir los niveles de cortisol en el cuerpo y la famosa "flojera", pero no un tratamiento como tal. Eso si, recuerda que lo más eficaz es obligarse y dejar los pretextos a un lado.

En Vitónica | Evita el estrés controlando el consumo de café Imagen | Bhernande

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio