Compartir
Publicidad

Correr: un acto casi espiritual

Correr: un acto casi espiritual
0 Comentarios
Publicidad

Una vez lei una frase que me inspiró muchisimo: "Correr es un rezo en movimiento", y si, correr es soledad y silencio, mientras se corre es posible meditar, soñar y pedir, despojarnos de ataduras y permitirnos ser más libres. El dolor de piernas y brazos se deja de sentir una vez que la mente se separa del cuerpo. Si nos remontamos a la Grecia clásica desde los primeros juegos olímpicos (776 A.C.) correr ya era una disciplina y desde entonces se le asignó estos toques de mística espiritual

La palabra "marathon" proviene de athlon que significa lucha, combate y competencia así que desde esa época correr esta ligado de alguna manera a la guerra, pero no contra los demás competidores sino a la guerra que vivimos nosotros mismos, contra nuestros pensamientos y nuestras limitaciones, contra esa voz que nos dice "para" y contra el miedo de poder lograr lo que nunca creímos posible.

Por otro lado cuenta la leyenda en el año 490ac, durante las Guerras Médicas, un soldado ateniense llamado Filípides fue designado para avisar a los Atenienses que, contra todo pronóstico, habían vencido a los persas en la batalla de Maratón. Filípides tuvo que recorrer a prisa 40Km para llegar a Atenas, momento en el cual gritó “¡Hemos Vencido!” y en ese momento pereció por el agotamiento.

Conforme pasaron los años desde el primer maratón, correr ha sido un desafío para el hombre, desde la Revolución Industrial cuando la máquina venció al hombre, empezamos a crear una obsesión con nuestros cuerpos para llevarlos al límite y con esto poder romper récords y sentirnos superiores.

Existen diversas culturas que le otorgan a esta actividad significados espirituales como parte de sus rituales y es que no esta de menos, la mística y la magia de correr, la entendemos solo los corredores y se vive después de haber sufrido, de haber querido parar y haber seguido, de haber encontrado esa fuerza que nos hizo perseguir la meta mientras que nuestro cuerpo nos decía "no más".

Correr es la única "competencia" que aunque se hace de forma colectiva, te obliga a competir contra ti mismo y esto hace que se vuelva un estilo de vida.

Imagen | nadineheidrich

En Vitónica México | Rarámuris, una lección para los pretextos | Video: Y tu por qué corres?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio