Cómo es que la textura de tu comida afecta tu ingesta de calorías

Cómo es que la textura de tu comida afecta tu ingesta de calorías
Sin comentarios

La próxima vez que te estés comiendo un gran puñado de nueces, asegúrate de analizar la razón por la que te las estás comiendo: según una nueva investigación publicada en el Journal of Consumer Research, la gente percibe a los alimentos que son duros o bien que tienen una textura rugosa como menos calóricos y esto definitivamente puede llevarte a vivir en el engaño y algunas decepciones.

En éste estudio, se les pidió a los participantes evaluar varios comerciales de televisión y se les proporcionó brownies duros y blandos del tamaño de un pequeño bocado para disfrutar mientras veían la televisión. A éstos participantes se les preguntó sobre las calorías que consumían y los que mas se preocuparon por el tema, eligieron los brownies mas duros y en cambio los que no mostraban preocuparse por el asunto calórico elegían los mas suaves suaves.

Los investigadores sugieren que esto se debe a algo llamado "La Estimación Calórica Oral", que no es mas que la relación entre la cantidad de veces que tienes que masticar un alimento y cómo es que percibes las calorías en él. Cuanto más se mastica, el cerebro piensa que el alimento tiene menos calorías.

Posiblemente, por regla general la mayoría de las personas estaría de acuerdo en que las verduras crudas, es decir, un alimento duro, son bajas en calorías. Pero tal vez la razón por la que resulta difícil dejar el tenedor o cuchara a la hora de comer un puré de papa o helado de chocolate no es sólo por su sabor, sino por la textura de éstos alimentos (fácil de masticar y por ende ¡difícil de parar!).

Interesante, pero ojo, no todos los alimentos blandos son altos en calorías. Por ejemplo, la harina de avena y yogurt griego son excelentes opciones de de snacks suaves y de pocas calorías. Del mismo modo, no todos los alimentos duros son bajos en calorías, por ejemplo las barritas de granola rellenas de mermelada, los pretzels, los caramelos, las papas fritas, etc. Lo que si puede ser rescatado como regla general, es que la gente come más lento al consumir alimentos duros, lo que podría dar lugar a un menor consumo calórico de forma predeterminada.

Creo que esta área de investigación debe ser estudiada más a fondo. Como los autores del estudio concluyen: "La comprensión de cómo la textura de los alimentos pueden influir en las percepciones de calorías, la elección de alimentos y la cantidad de consumo puede ayudar a impulsar a los consumidores a hacer elecciones más saludables".

Imagen | KLGreenNYC En Vitónica México | Cinco alternativas saludables de alimentos

Temas
Comentarios cerrados
Inicio