Publicidad

Bostezo cuando entreno, ¿me está pasando algo?

Bostezo cuando entreno, ¿me está pasando algo?
Sin comentarios

Estás lleno de energía, comienzas la rutina y a la mitad de ésta, bostezas… ¿no estás dando lo mejor de ti? Esta reacción es más común del lo que parece y para muchos puede ser muy molesto. El bostezar durante la rutina es un acto consecuencia de varios posibles factores que en hoy te diremos.

Para comenzar es importante decir que justo este nota nació porque me di cuenta que este problema estaba siendo muy recurrente en mi, por lo que me decidí a investigar un poco más del tema y aquí la tenemos las razones más comunes.

Cansancio

Lo hemos dicho siempre, si no descansamos muy difícilmente lograremos obtener buenos resultados. Si bien el bostezo está asociado con el cansancio, el indicador de que se debe a esto es justamente cuando nos sentimos sin energía, sin fuerza. Si este es el caso mi recomendación es realizar una rutina más ligera o de plano dejarlo para el siguiente día. Duerme, será la mejor opción porque de lo contrario seguiremos acumulando cansancio.

Oxigenación

El entrenar intenso ocasiona que necesitamos más oxígeno. Recordemos que el bostezo son aspiraciones profundas de aire al cuerpo, por lo que si esto está pasando puede que tengas que hacer algunas modificaciones. Algunas recomendaciones, y en lo personal recomiendo desde siempre, es un tomar medio litro de agua antes del entrenamiento. Esto logrará que estemos mejor oxigenados. Ahora bien, generalmente el bostezo llega después de una serie intensa, date un poco más de recuperación entre serie y serie.

Hambre

Cuando entrenamos intenso siempre tenemos hambre, ¿no es así? La falta de energía también está asociado a este tema, es importante tener nuestras comidas y preferentemente hacer una carga ligera unos 30 o 45 minutos antes del entrenamiento. Un poco de carbohidratos de rápida absorción nos serán de mucha utilidad para tener más fuerza y energía además de que evitaremos los bostezos.

Estrés

Como ya comentamos en alguna ocasión el estrés hace que nuestro cuerpo viva tenso, por lo que, además de hacernos sentir agotados, puede que esté ocasionando que estemos exigiendo más a otros músculos del cuerpo ocasionando un mayor consumo de oxígeno. Otro factor es que estemos apretando el diafragma cuando entrenamos y esto ocasiona los molestos bostezos.

Estos factores son los más comunes, como siempre recomendamos que, si las molestias persisten, consulten al médico para descartar cualquier otra cosa. Para mi estos ajustes me han ayudado a entrenar mejor y evitar los bostezos; en lo personal me hacen sentir que no estoy dando lo que debería.

Si ustedes los han sufrido nos gustaría saber sus remedios, ¿hay alguna receta de la abuela?

Imagen | Tambako The Jaguar En Vitónica México | ¿Por qué bostezamos cuando estamos nerviosos o estresados?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios