Compartir
Publicidad

¿Asaltas el refrigerador por la noche? Puede ser culpa del cerebro

¿Asaltas el refrigerador por la noche? Puede ser culpa del cerebro
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Asaltas el refrigerador por la noche? Entonces eres un comedor nocturno, conocido en inglés como vampire snackers. Según un estudio este fenómeno puede ser culpa del cerebro. Después de abrir el refrigerador y comer "algo", ¿Te pones a pensar que no ha sido suficiente y procedes a buscar algo más?

Investigadores de la BYU ( Brigham Young University) dan el motivo de por que tú, tus amigos, vecinos y la mayoría de nosotros tenemos la tendencia a comer por la noche. Algunas áreas del cerebro no reciben la misma señal de "satisfecho" en la noche.

Profesores y neurocientíficos de la BYU evaluaron como el cerebro de las personas responde a imágenes de alimentos altos y bajos en calorías en diferentes horarios a lo largo del día. Mencionan que "podemos tener un sobre ingesta de alimentos en la noche porque la comida no es tan gratificante, al menos visualmente a esa hora del día ". Puede no resultar tan satisfactorio comer en la noche y por esa razón se come más para tratar de estar satisfecho.

De acuerdo al estudio, los participantes reflejaron preocupación por la comida en la noche aún estando "llenos" o sin hambre con niveles similares en otros momentos del día. Los investigadores monitorearon la actividad cerebral de los participantes mientras observaban imágenes de alimentos. En total vieron 360 imágenes en dos sesiones durante la mañana y por la noche.

Los sujetos observaron imágenes de alimentos bajos en calorías como verduras, frutas, pescados y granos y altos en calorías como bollería, dulces, helado y comida rápida. Como se esperaba, los investigadores encontraron mayor respuesta neuronal a los alimentos con gran contenido calórico. Sin embargo se sorprendieron al ver una baja reactividad cerebral relacionada con la recompensa con la imágenes de comida durante la noche.

Los investigadores concluyen, que el cerebro responde diferente en determinados momentos del día lo que repercute en la forma de comer. Sin embargo, seguirán estudiando como estas respuestas neuronales se traducen en un comportamiento alimentario y las implicaciones en el control del peso.

Imagen | Lars P.
En Vitónica México | ¿Soy un Comedor Emocional?
En Vitónica México | Aperitivos ideales para antes de dormir

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio