Publicidad

Articulaciones I: El entrenamiento

Articulaciones I: El entrenamiento
Sin comentarios

Una de las cosas que debemos cuidar en nuestro cuerpo son las articulaciones. Éstas son las encargadas de mover el sistema muscoesquelético y pocas veces son procuradas por dar más atención a los músculos; forman parte fundamental de nuestra vida deportiva y al desgaste podrían sufrir una gran lesión.

A lo largo de algunos post estaremos tratando la forma adecuada de cuidarlas, tanto en entrenamiento, alimentación y complementos, esto con la idea que no sean un impedimento en tu búsqueda de resultados.

Las articulaciones son las uniones de huesos y cartílagos que nos permiten el movimiento. Durante un entrenamiento de pesas las articulaciones se ven altamente involucradas y debemos verlas como el motor o guía de cada ejecución y no la base, por eso la importancia de cuidar la técnica para evitar salir del rango que éstas soportan.

Cuando entrenamos, por poner el caso de la sentadilla en pierna, es de suma importancia que en el punto positivo las rodillas jamás se estiren y mantengamos la tensión y soporte en los muslos(cuando están casi estiradas las piernas), esto logra que el peso no recaiga en las rodillas y por ende que no se desgasten.

Lo mismo en un press de pecho, cuando la barra está arriba jamás debemos estirar los codos, la fuerza debe permanecer en todo momento en los músculos, que es donde estamos buscando el crecimiento.

A grandes rasgos las articulaciones, en entrenamiento, jamás deben estirarse al 100%, dependiendo del movimiento esto varía, claro, pero por esa razón ya hemos revisado con anterioridad varios ejercicios en las páginas de Vitónica.

Hay muchas personas que seguido se ponen vendas de curación en codos o rodillas pero esto no es lo más óptimo, ya que afectan el movimiento y pueden llegar a ser otro agente que lesione nuestra articulación. De requerir protección recomiendo el uso de rodilleras, coderas o vendas elásticas deportivas que están creadas para estos fines

Algunos tips serían los siguientes:

  1. Cuidar técnica de entrenamiento.
  2. La articulación jamás se estira completamente.
  3. Calentamiento.
  4. Peso adecuado que permite concentrar la fuerza en el músculo.

Imagen | marcsiegert
En Vitónica México | Esguince de tobillo: un reto de paciencia para el corredor
En Vitónica México | 3 ejercicios para fortalecer el tobillo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio