Compartir
Publicidad

Aprende a respirar con el diafragma

Aprende a respirar con el diafragma
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque a lo mejor no seas consciente, el diafragma, un músculo en forma de cúpula en la base de los pulmones, juega un papel súper importante en la respiración. Cuando inhalamos, el diafragma se contrae (se aprieta) y se mueve hacia abajo. Esto crea más espacio en la cavidad torácica, lo que permite que los pulmones se expandan y se llenen de aire. Al exhalar, el diafragma se relaja y se mueve hacia arriba en la cavidad torácica.

Todos nacemos sabiendo cómo involucrar el diafragma para tomar respiraciones profundas. Sin embargo con el paso del tiempo, con el aumento en el estrés y con la práctica de meter el estómago para vernos más delgados, olvidamos poco a poco como respirar con este músculo y cambiamos a una respiración con el pecho, la cual es menos profunda y reconfortante.

Por eso es tan importante volver a aprender a respirar desde el diafragma. La respiración diafragmática, también llamada respiración abdominal, fomenta el intercambio completo del oxígeno entrante, por el dióxido de carbono saliente. Este tipo de respiración disminuye los latidos del corazón y puede reducir o estabilizar la presión arterial. También es de gran ayuda para regular el tracto intestinal.

Las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), se benefician impresionantemente de la respiración diafragmática. En la EPOC, el aire puede quedar atrapado en los pulmones, lo que ocasiona que el diafragma permanezca hacia abajo. Esto hace que se debilite y trabaje con menos eficiencia. La respiración diafragmática puede ayudar a las personas con EPOC a fortalecer el diafragma, realizando menos esfuerzo y utilizando menos energía para respirar.

6812062635 Df911e3f57 B

¿Cómo respiro con el diafragma?

Acuéstate boca arriba, sobre una superficie plana, con las rodillas dobladas. Se puede utilizar una almohada debajo de la cabeza y de las rodillas como apoyo.

Coloca una mano en la parte superior del pecho y la otra en el abdomen, justo debajo de la caja torácica.

Inhala lentamente por la nariz, dejando que el aire entre profundamente hacia la parte baja del abdomen. La mano que esta sobre el pecho debe permanecer inmóvil, mientras que al del abdomen debe levantarse.

Aprieta los músculos abdominales y déjalos ir hacia el interior a medida que exhalas a través de los labios. La mano sobre el abdomen debe moverse hacia abajo.

En el siguiente vídeo puedes ver una técnica para respirar con el diafragma mientras estas sentado.

Lo ideal es practicar esta respiración de cinco a 10 minutos, varias veces al día.

Imágenes | K. Kendall | Mae Chevrette |

En Vitónica México | Si eres un corredor nuevo, aprende a respirar
En Vitónica México | Cinco maneras para respirar adecuadamente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio