Publicidad

¿Alacranes como tratamiento para el cáncer?

¿Alacranes como tratamiento para el cáncer?
Sin comentarios

Actualmente, cuando un neurólogo sospecha que uno de sus pacientes tiene un tumor cerebral, la práctica más común es realizar una resonancia magnética, analizar los resultados y utilizar esta imagen fija como un mapa del cerebro del paciente en el momento de la cirugía. Aunque es una metodología que ha ayudado a muchísimas personas, tiene sus fallas.

Si se retira muy poco tejido, lo más probable es que el paciente todavía tenga cáncer. Y si se retira demasiado tejido, se pueden dañar ciertas partes del cerebro encargadas de la vista, el control motor, la capacidad cognitiva, o cualquier otra función básica. Pero la buena noticia es que en el campo de la medicina siempre hay nuevos avances. En este caso el veneno de los alacranes ha resultado de gran ayuda.

Se utilizan moléculas fluorescentes unidas a toxinas naturales, entre estas toxinas se encuentra el veneno de los alacranes, que se adhieren a las células cancerígenas y las iluminan. Esta tecnología se conoce como Tumor Paint (pintura de tumor), pertenece a la compañía Blaze Bioscience, y actualmente se encuentra en ensayos clínicos. Sin embargo ya se está pensando en posibles aplicaciones para el tratamiento de Alzheimer y la artritis.

¿Cómo es que un veneno acabo siendo de gran ayuda? Se sabe que el veneno de los alacranes, así como otras neurotoxinas, se une de forma natural a las estructuras del cerebro. Esto lo convierte en una molécula ideal para ser utilizada en la química del cerebro. El veneno de alacrán es un péptido que tiene una forma única, que se une a las células cancerígenas. El Tumor Paint además tiene una partícula fluorescente, clorotoxina, que permite que los tumores se iluminen con luz láser infrarroja. Los cirujanos operan utilizando una pantalla para visualizar el tumor.

Este tipo de moléculas se conocen como “optides”, es decir péptidos optimizados. Y se espera que en un futuro este tipo de moléculas puedan ser utilizadas como vehículos para la administración de medicamentos y quimioterapia.

Vía | Smithsonian Magazine

Imagen | Carlos Adampol Galindo

En Vitónica México | La duración del sobrepeso en una mujer está vinculado con el riesgo de cáncer
En Vitónica México | El consumo de ajo para combatir al cáncer

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios