Publicidad

¿Puedes obtener un diagnóstico médico a través del análisis de una imagen?

¿Puedes obtener un diagnóstico médico a través del análisis de una imagen?
Sin comentarios

Estamos acostumbrados a ver estudios cuyo enfoque es analizar una enfermedad en un grupo extensivo de personas, analizando los resultados o las posibles causas. Sin embargo un reciente estudio publicado en la revista científica Journal of the Royal Society of Medicine, es bastante curioso, se centra en el análisis de tres pinturas del escultor Miguel Ángel, para diagnosticarlo con osteoartritis.

Anteriormente se pensaba que el famoso pintor y escultor Miguel Ángel padecía gota, pero gracias al análisis de sus manos en tres cuadros, los investigadores del estudio han descubierto que tenía osteoartritis. En las tres pinturas aparece Miguel Ángel entre las edades de 60 y 65, donde se muestran las articulaciones de su mano izquierda con cambios degenerativos no inflamatorios. En retratos anteriores sus manos aparecen sin signos de deformidad. En la literatura se observa que Miguel Ángel reportaba dolor considerable y función restringida en sus manos, sin embargo no fue motivo para que el dejara de pintar y de esculpir hasta los 89 años.

El autor principal del estudio es el Dr. Davide Lazzeri, un especialista en cirugía plástica y reconstructiva estética. El diagnostico se debe a que en los retratos del artista, las manos no muestran signos de inflamación, ni presencia de tofos gotáceos; depósitos de cristales de ácido úrico que se forman en el tejido cartilaginoso de las personas con gota.

Pompeo Di Giulio Caccini Ritratto Di Michelangelo 1595

De acuerdo con letras escritas por el propio Miguel Ángel, los síntomas en sus manos aparecieron tarde en su vida. A pesar de ello, continuó creando una obra maestra tras otra y fue visto cincelando seis días antes de su muerte en 1564, tres semanas antes de cumplir los 89 años. Los autores del estudio aseguran que los martillazos y los cincelazos prolongados aceleraron la artritis degenerativa de las manos de Miguel Ángel, pero también el intenso trabajo probablemente le ayudó a poder seguir utilizando sus manos hasta su muerte. ¿Es posible que la misma cosa que se cree fue la causa de la osteoartritis, en realidad le ayudo a seguir haciendo uso de sus manos?

Se sabe que las lesiones en las articulaciones, especialmente el daño al cartílago suave que recubre la articulación, con el tiempo pueden conducir a la osteoartritis. Pero la idea de que el uso repetido y constante de la articulación por la ocupación o pasatiempo de una persona, pueda dañar la articulación lo suficiente para causar osteoartritis no está bien documentado. Por ejemplo, se ha visto que corredores que llevan muchos años corriendo no presentan una mayor incidencia de osteoartritis de rodilla o cadera que los no corredores. Del mismo modo, la frecuencia o la gravedad de la osteoartritis en la mano dominante como en la mano no dominante, es generalmente similar.

Lo que sí se sabe es que la recomendación médica para los pacientes que tienes artritis, es que se mantengan en movimiento, ya sea haciendo ejercicios de rutina, terapia física o actividad continua para la mayoría de los tipos de artritis. Ser activo se considera bueno para las articulaciones y no una causa de la artritis.

Dp312760

Algunos expertos tienen sus dudas sobre el diagnóstico del estudio. En la osteoartritis, por lo general hay poca o ninguna inflamación, es decir, no hay mucho enrojecimiento, calor o hinchazón. Las pinturas que se describen en el estudio parecen mostrar deformidades consistentes con la osteoartritis, es decir prolongación ósea sin inflamación. Pero es importante considerar otros datos de la vida del artista. Se sabe que también tenía piedras en el riñón, una condición que suele acompañar a la gota. La gota es causada por depósitos de ácido úrico en las articulaciones; cuando los niveles son demasiado altos, por lo general el dolor en las articulaciones y los cálculos renales pueden ir de la mano.

Los autores del estudio sugieren que la falta de tofos y la falta de signos de inflamación en las pinturas descartan el diagnóstico de gota. Pero otros expertos abogan que la gota no siempre causa tofos, y que los tofos pueden desarrollarse en lugares no tan obvios, como detrás de los codos o a lo largo de los tendones de Aquiles. Entre los ataques de artritis de la gota, las articulaciones por lo general no presentan inflamación. En muchos casos, sólo un examen físico puede detectar una articulación inflamada.

¿Y este descubrimiento que tiene que ver con la atención médica de nuestra época? Aunque no lo creas, bastante. Hoy en día muchas visitas médicas se realizan bastante rápido, casi se podría decir que son citas exprés. Además las “consultas virtuales” por videoconferencia han ganado bastante popularidad, y la importancia del examen físico parece que ha pasado de moda. Una imagen es importante, pero el examen físico debe de seguir siendo la regla de oro en el diagnóstico de una enfermedad.

Imágenes | Wikimedia Commons | Wikimedia Commons | The Met Museum |

En Vitónica México | ¿Tronarse los dedos causa artritis?
En Vitónica México | Sales de Epsom para aliviar el dolor

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios