Publicidad

Ocho simples reglas para comer saludablemente

Ocho simples reglas para comer saludablemente
Sin comentarios

Todos sabemos comer, lamentablemente la mayoría de las personas llevan una dieta desastrosa que traerá consecuencias a corto y largo plazo. Las respuestas comunes a por qué se lleva una mala alimentación son la falta de tiempo para cocinar, desagrado total por ciertos alimentos y un gusto arraigado por comidas nutricionalmente inadecuadas. En esta nota conoce Ocho simples reglas para comer saludablemente.

La educación nutricional es realmente importante para mantener un buen estado de salud, ya que con una dieta adecuada se puede mantener un normo peso y prevenir incluso revertir enfermedades relacionadas con una mala alimentación. Es muy sencillo adquirir buenos hábitos, sigue los siguientes consejos y en poco tiempo no tendrás ninguna dificultad para alimentarte correctamente.

  1. Procura que la mayoría de tu comida no provenga de alimentos procesados: vivimos rodeados de productos industrializados, pero no por ello tenemos la "obligación de adquirirlos". Compra una variedad de frutas y verduras, proteínas magras como res, pollo, pescado, huevo. Un buen consejo es que compres los vegetales en el mercado local, los conseguirás a un buen precio y frescos. Los productos cárnicos los puedes adquirir en el supermercado, así aseguras su calidad. Jugos envasados, refrescos, sopas instantáneas, quesos "amarillos fluorescentes" y demás productos similares quedan descartados.
  2. Cocina en casa lo más que puedas: si tienes este buen hábito ahorrarás dinero y tendrás el control en los ingredientes, condimentos y porciones. Respetando la regla uno, elige alimentos lo menos procesados que se pueda. Intenta cocinar para ti mismo, es algo muy satisfactorio y que vale la pena. Echa un vistazo a las recetas saludables que Vitónica México tienen para ti.
  3. Usa sal y aceites con discreción las sal, aceites y mantequilla resaltan los sabores de los alimentos haciéndolos más apetitosos. No elimines estos potenciadores de sabores, úsalos en las preparaciones de tus alimentos mas no abuses de ellos.
  4. Si comes fuera de casa, haz elecciones inteligentes: elige lugares en los que ofrezcan alimentos lo mas cercanos a los que acostumbras comer. Siempre existen opciones saludables para elegir. Y si no es posible, recuerda que las comidas fuera de casa las planees con anticipación y que no sean frecuentes.
  5. barra de ensaladas
  6. Bebe agua: entre tu ingesta de líquidos diarios puedes incluir café y té. Ten presente que mantenerse hidratado y sobre todo en tiempos calurosos, es de vital importancia. Ten a tu disposición siempre agua simple, evita las bebidas azucaradas y aprovechas los beneficios de beber suficiente agua.
  7. Trata a la bebidas azucaradas del mismo modo que tratas con el alcohol: la ingesta de alcohol como bien es sabido, se debe de limitar por asuntos de salud. Lo mismo con los refrescos y otras bebidas azucaradas. En ocasiones especiales puedes (si así lo deseas) puedes compartir una trago con alguien, pero no más. He visto (y discutido) la manera en que algunas personas beben cerveza. Es increíble que en un lapso de un par de horas, puedan beber (con orgullo) varias botellas de 1 litro de cerveza, cuando se debe de ingerir 2 litros de agua al día.
  8. Come acompañado tan seguido como sea posible: acompaña tu tiempo de comida con personas allegadas a ti. Los beneficios van más allá de la nutrición. Fortaleces lazos afectivos con tus seres queridos y eres más feliz, mientras comparten de una buena comida y platica, masticando lentamente y estando presente en el momento.
  9. Ningún alimento es malo, lo malo son los excesos: no etiquetes la comida como mala, simplemente hay alimentos no tan recomendables o de consumo ocasional como comida rápida, postres, bollería, botanas, entre otros. El perfil nutricional de estos alimentos no suele ser lo mas adecuado ya que al ser altos en azúcares, grasa y sodio, se requiere un consumo esporádico de ellos. Cuando se presente la ocasión de comerlos, disfrútalos y comparte la porción para reducir calorías.

Para tener éxito en la alimentación debes ser flexible, aprende a ser un consumidor responsable y se constante. Los buenos hábitos alimenticios son fáciles de adoptar, una vez que te das cuenta del papel que juega la dieta en la salud. Estos ocho consejos son un buen inicio. Te invito a que tomes nota y añadas más puntos a la lista. Recuerda que tu salud es primero.

Imágenes | Cyn74| NatalieMaynor
En Vitónica México | 5 pequeños cambios de hábitos que mejorarán tu salud
En Vitónica México | ¿Sabes qué tipo de azúcar consumes en los refrescos?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios