Publicidad

Lleva una vida fitness aún siendo "Godínez"

Lleva una vida fitness aún siendo "Godínez"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Godinez, uno de los términos más utilizados hoy en día en México para denominar a los que llevan una vida oficinista. Ser Godinez no es tan fácil, claro que no, jornadas laborales cuando mínimo de 9 horas; poco tiempo para el descanso, entrenamiento y donde las opciones en comida de basan en la famosa vitamina T.

Entonces, si se lleva una vida Godinez, ¿cómo le hago para ser fitness? El secreto es la planificación y hoy explicaré, en base a mi experiencia en este mundo, cómo se pueden complementar ambas con algunos puntos básicos.

La historia

Cuando comencé en este mundo del fitness todo era sencillo ya que tenía el tiempo de sobra para preparar mi dieta y trabajaba en mi gimnasio, básicamente podía entrenar lo que yo quisiera. Los horarios eran fijos y dormía lo que debía. No existían las horas extras, estrés, o presión del famoso "entregar el proyecto".

Pero la vida cambió, comencé a dedicarme a mi carrera y entré a una agencia. Con esto vinieron las desveladas, falta de tiempo para entrenar, cansancio constante, dieta basada en tortas, refresco y frituras. Mi frase de siempre era: cuando yo quiera me recupero. Y así pasaron 5 años continuando con esta vida. Cuando quise regresar no pude y el pretexto siempre era no tengo tiempo. Frase que el común denominador del Godinez aplica cuando se trata de ejercicio o comer sano.

En diciembre del año pasado decidí aplicarme pero para esto tuve que saber donde estaba parado y realizar los ajustes necesarios, hacer una planificación, como si lo hiciera para un proyecto.

Estrés y entrenamiento

Como todo buen Godín tengo horario de entrada pero no de salida, lo que es un problema terrible. Generalmente las distancias al trabajo son largas y el estrés, ya sea en auto o transporte público, están a la orden día, esto, como ya hemos comentado en varias ocasiones, no nos ayuda en nada cuando estamos buscando reducir grasa o aumentar músculo.

A sabiendas de todo esto tomé la decisión de entrenar en las mañanas y transladarme a mi zona de trabajo en un horario que no fuese pico. Mis puntos fueron los siguientes:

  • Si entreno en la mañana ya no hay problema ni presión de no ir al gimnasio. No importa a que hora salga(Esto del horario lo toco más adelante).
  • Para evitarme el estrés y caos mañanero conseguí un gimnasio cerca del trabajo, salgo muy temprano de casa evitando al caos, entreno, me baño en las instalaciones del club y llego relajadito y listo para la jornada laboral.

La alimentación

Nadie dijo que sería sencillo, oh no, nada fácil. Hace algunos días dábamos algunas opciones interesantes para agregar a tu despensa. Como sabemos, la alimentación es la parte más importante de la puesta en forma y de ahí que pongamos principal atención en este tema.

Cuando se tiene una vida Godínez a veces es muy complicado llevar una alimentación sana. Aquí en Vitónica te hemos dado varias opciones de snacks saludables y algunas recetas rápidas; el tiempo es factor.

Personalmente me gusta hacer despensa los domingos y preparar una buena cantidad de lo básico para unos 3 días; comidas que no me llevan mucho tiempo en preparar o que de plano no requieren inversión de tiempo por las mañanas: sobres de atún, medallones de pechuga, arroz precocido, claras en bote, etc. 10 minutos por mucho en la cocina. Mi recomendación sería que desde una noche antes dejemos listos nuestros alimentos del siguiente día y tomarse dos días a la semana para preprarlos. Inluso muchos tienden a dejar listos los tuppers.

Cada mañana despierto 30 minutos antes de lo normal para desayunar, parte importante, pero no me rompo la cabeza, me preparo un batido de proteína de suero de leche, manzana o plátano, avena, una taza de arroz y me lo tomo mientras preparo la maleta para salir. Este batido me de la energía suficiente para entrenar.

Tener un plan B

En lo laboral hay días más cargados que otros, así que tengo siempre dos rutinas diferentes bien preparadas para cada caso: una de 45 minutos muy intensa y otra en la que me puedo prolongar hasta una hora con 30 minutos. Lo importante es no dejar de entrenar y no aplicar el famoso "hoy no voy porque tengo mucho trabajo y no alcanzaré a terminar".

Timetable

Si algo he aprendido al paso de los años es que no hay trabajo ni cosa más importante que tu salud, ¿por qué dejar lo que realmente nos hace bien? No vivas para trabajar, trabaja para vivir.

Es muy importante que tengas bien establecidos tus horarios y un margen de maniobra por si existen contratiempos laborales, les expondré mi caso y como lo manejo:

  • Por lo general me levanto a las 5:30 am, salgo de casa a las 6:00 am y mi tiempo de translado a la zona laboral es de 45 minutos hasta el gimnasio. Mi tiempo de entrenamiento es aproximadamente de una hora 30 minutos. Si por alguna razón me levanto más tarde o sale algún pendiente me doy un margen de 30 minutos más, es decir, hasta las 9:00 am para entrenar.
  • Al principio de este post mencioné que no importaba el horario de salida si se entrenaba en la mañana. Es obvio que esto importa, a lo que me refiero es a lo siguiente: mi jornada laboral es hasta las 7:30 am. Si por alguna razón tengo exceso de trabajo yo me he establecido que puedo trabajar hasta las 9:00 pm. Insisto, yo entiendo que no siempre se puede cumplir esto, pero un cerebro no puede soportar tantas horas laborales.
  • Si decidí que a las 9:00 pm es mi horario máximo es porque tardo 45 minutos en regresar a la casa. Lo que me da el margen de, por lo mínimo, tener una hora más en mi hogar para preparar la comida o la maleta del siguiente día e ir a descansar, por mucho, a las 11:00 pm. Si sacamos las cuentas lograré dormir 6 horas con 30 minutos. Aunque no es del todo lo ideal, es un buen margen de descanso.
  • Por lo general existen rachas de trabajo más intensas: entregas, cierres, etc. Se sabes que se avecina una temporada de éstas reestructura todos los puntos del plan para estos días: rutinas de 30 minutos; preparar más comida o incluso entrenar en casa. Pero no dejes de hacer lo que te hace bien.

La base de todo esto

Nada, absolutamente nada de esto, servirá si no existe la constancia. Los pretextos y contratiempos siempre existirán, pero no hay razón para que no te des un tiempo para ti y tu cuerpo. Lo más importante es que estés convencido de lo que quieres y estás buscando, convéncete de eso y todo esto será pan comido.

Aunque entiendo que mi caso no aplica para todo mundo, espero que con estos consejos y ajustes comprendamos que llevar una vida laboral acompañada de deporte más buena alimentación es sólo cuestión de una buena planeación. Sólo eso.

Si tienes alguna duda no olvides que siempre puedes dejar comentarios.

Imagen | Iain Farrell
En Vitónica México| Situaciones típicas que se interponen con tus objetivos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios