La verdadera causa del dolor de espalda

La verdadera causa del dolor de espalda
Sin comentarios

Para sorpresa de muchas personas, algunas investigaciones sugieren que el dolor de espalda crónico no se debe a una enfermedad o a una lesión. Algunos investigadores apuntan a que el dolor de espalda es causado por nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos. Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Washington, y publicado en la revista científica The Journal of the American Medical Association, demuestra que los tratamientos enfocados en nuestras creencias y actitudes, realmente pueden ayudar a mejorar del dolor de espalda.

Muchas veces, cuando existe dolor de espalda, no existe una relación entre la condición estructural de la columna y el dolor que experimentan las personas. Investigaciones han demostrado que muchas personas que nunca han experimentado dolor de espalda fuerte, tienen las mismas "anormalidades", como abultamiento o hernia de discos, que se atribuyen con frecuencia a condiciones crónicas de la espalda. Y también están los millones de personas con dolor de espalda crónico severo que no muestran anormalidades estructurales en la espalda.

Un vistazo a…
Jugo verde para desintoxicar tu cuerpo de metales pesados | Receta fácil| Directo al Paladar México
Psicologo

Además se ha visto que muchas personas en países en desarrollo, que todos los días realizan trabajos considerados malos para la columna, y no tienen acceso fácil a tratamientos médicos, presentan menos incidentes de dolor de espalda crónico comparado con personas en países desarrollados que se sientan en sillas ergonómicas, duermen en colchones de lujo y tienen acceso a radiografías, resonancias magnéticas, cirugías y medicamentos.

Debido a esto, muchos médicos e investigadores han empezado a buscar alternativas de tratamiento que se enfocan en patrones psicológicos y de comportamiento, lo sorprendente es que estos tratamientos funcionan mejor que las intervenciones médicas tradicionales por sí solas.

En el estudio participaron 320 adultos entre los 20 y los 70 años, con dolor crónico de espalda. Aleatoriamente fueron asignados a un tratamiento de ocho semanas en terapia cognitiva conductual y entrenamiento de la mente, o la atención médica habitual. Las personas que recibieron la terapia observaron mejoras significativas en cuestión de dolor, comparados con los que recibieron atención tradicional. Algo interesante es que estas mejoras perduraron hasta un año después de que terminó el estudio.

Ansiedad

El entrenamiento de la mente nos enseña a ser conscientes y aceptar las sensaciones físicas incomodas, mientras dejamos a un lado nuestras reacciones negativas habituales. En lugar de pasar horas pensando en lo mucho que odiamos nuestro dolor de espalda, preocupándonos por el pronóstico y buscando cualquier forma de alivio, con este tipo de terapias aprendemos a convivir con el dolor, poniendo atención en cómo se siente en cada momento y aprendemos a relajarnos cuando lo sentimos, analizando nuestros pensamientos y sentimientos de preocupación o angustia que pasan en ese momento por nuestra cabeza.

La terapia cognitiva conductual nos ayuda a aprender a observar e identificar nuestros pensamientos negativos acerca de nuestra condición, y a sustituirlos por otros más realistas. Los dos métodos nos ayudan a ver el funcionamiento de nuestra mente con mayor claridad, y el papel que juegan los pensamientos y sentimientos de ansiedad, enojo y frustración hacia nuestra condición, que lo único que ocasionan es aumentar nuestros miedos y estrés. Justamente el miedo y el estrés, son lo que mantienen al dolor crónico de espalda. Por eso muchas personas que sufrieron abusos físicos y sexuales en la infancia, pérdidas dolorosas e insatisfacción en el trabajo, presentan esta enfermedad.

Sin duda este tipo de investigaciones abren la puerta a un montón de nuevas opciones en el tratamiento del dolor, ya sea como terapias únicas o como terapias complementarias.

Imágenes | Emily | Brendan Riley | katieg93 |

En Vitónica México | ¿Sabes lo qué es la escoliosis? Aquí te lo explicamos
En Vitónica México | Las mejores y peores posiciones para dormir

Temas
Comentarios cerrados
Inicio