Publicidad

Cómo limpiar tus oídos adecuadamente

Cómo limpiar tus oídos adecuadamente
Sin comentarios

Seguramente has escuchado que utilizar el famoso cotonete, o Q-tip, para limpiar tus oídos, no es la forma ideal de hacerlo, además de que te puedes lastimar. Sin embargo muchas personas siguen utilizando esta técnica. Eso no significa que no existan alternativas saludables de limpiar adecuadamente tus oídos. El día de hoy tratare de explicar algunas de ellas.

Cómo ya habíamos explicado, la cerilla de los oídos tiene propiedades antibióticas y antifúngicas que ayudan a proteger al canal auditivo. Limpiar los oídos de forma excesiva puede ocasionar desde infecciones del oído, resequedad, eczema en el oído externo y la temida ruptura de tímpano.

cotonete

La mayoría de las veces, el canal auditivo se limpia solo, a través de un movimiento lento desde el tímpano hasta la abertura del oído. La cerilla no se forma en la parte profunda del canal auditivo, si en el tercio exterior del canal auditivo. En circunstancias ideales el canal auditivo no debería de limpiarse, solamente si existe una producción excesiva de cerilla que este causando síntomas como dolor de oídos, perdida de la audición, tinnitus, zumbidos o ruidos en el oído, picazón, o tos.

Cuando usamos un cotonente para limpiar los oídos, es posible que queden restos de cerilla en el algodón, pero lo más probables es que al introducir el cotonete en el canal auditivo, empujaste gran parte de la cerilla dentro del canal auditivo. Aunque no es la mejor recomendación, existen muchas personas tercas que siguen, y seguirán, utilizando este método, así que los otorrinolaringólogos tienen algunas recomendaciones para utilizar el cotonente. Limita su uso a tres veces al mes, y hazlo sólo después de bañarte, ya que el calor ocasiona que la cerilla se derrita. Coloca tus uñas en el límite donde el algodón termina y empieza el plástico, así te aseguraras de que no estás llegando demasiado profundo. Limpia suavemente, y no te obsesiones si no hay cerilla en el cotonete.

Solucion limpieza oido

Lo mejor es utilizar aceite y agua oxigenada, o peróxido de hidrógeno, para limpiar tus oídos. Una vez a la semana, antes de irte a dormir, llena un gotero con aceite de oliva o aceite para bebé. Coloca tres gotas en el interior de cada oreja, y masajea el cartílago que cubre la oreja, de esta forma el aceite recubrirá el canal auditivo. Para evitar manchar tu almohada, forma una bolita de algodón y coloca suavemente sobre tu oreja. Al día siguiente, mientras te bañas, frota un poco de agua oxigenada en el oído. Notaras que saldrán unas burbujas, y así desaparecerá la cerilla.

Otra forma de lavar los oídos es utilizar un sistema de irrigación, pero generalmente este tipo de limpieza la realiza un médico en su consultorio. La solución contiene agua y solución salina, que generalmente debe estar a temperatura corporal para evitar mareos. Lo ideal es colocar unas gotas de aceite entre 15-30 minutos antes de utilizar el sistema de irrigación. Este tipo de limpieza no se recomienda para las personas con diabetes, tímpano perforado o un sistema inmunológico débil.

Aunque puede ser molesto ver la cerilla en nuestras orejas, lo mejor es no introducir objetos dentro del oído para extraerla. Intenta utilizar aceite y agua oxigenada, y no te agobies por no hacerlo todos los días.

Imagénes | cmortimer1 | osseous | Consumerist Dot Com |

En Vitónica México | Lo que no sabías de la cerilla de los oídos
En Vitónica México | Cinco cosas raras que hace nuestro cuerpo

504 Gateway Time-out

504 Gateway Time-out

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios