Compartir
Publicidad

Cómo hacer tus mañanas más saludables

Cómo hacer tus mañanas más saludables
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos tenemos ciertos hábitos matutinos, costumbres, manías y cosas que hacemos repetidamente día tras día; con el paso de los años esos hábitos se vuelven cada vez más difíciles de romper y en ocasiones, no son los más saludables.

A continuación conoce cómo hacer tus mañanas más saludables y sobre todo identifica qué cosas estas haciendo de forma automatizada que esta restándole salud a tus días.

No añadas leche a tu té

El té y la leche pueden ir perfecto para los británicos, pero la leche mezclada con té en realidad disminuye las propiedades de las hojas. Así que si estás buscando obtener algunos de los poderes antioxidantes, digestivos y/o metabólicos de tu taza diaria de té, asegúrate de dejar la leche fuera de ella.

En cambio, puedes añadir unas gotitas de limón natural a tu té ya que al agregar un poco de cítricos, por ejemplo al té verde, incrementa el poder antioxidante del mismo.

teconleche.jpg

No tomes vitaminas junto con el café

Por la mañana, todos tratamos de tener una rutina eficiente. Pero si lo tuyo implica un trago de café seguido por tus vitaminas y suplementos diarios, entonces es posible que necesites ponerte un alto.

Las investigaciones han demostrado que el efecto del café en el tracto digestivo puede hacer más difícil que tu cuerpo absorba todos los nutrientes de tus vitaminas, ya que las cosas pueden estar moviéndose un poco más rápido. En vez, espera por lo menos de 10 a 15 minutos después entre el café y tus vitaminas.

vitaminas.jpg

Revisa el tiempo de hervor de tu té

La mayoría de los beneficios para la salud que el té provee se se debe a su nivel de catequinas (Es decir, el contenido fenólico que tiene el té, sustancias antioxidantes, las que terminan determinando también buena parte de sus característicos taninos (su astringencia) y sabor, pero asimismo un importante porcentaje de relación con respecto a la composición de sus propiedades medicinales).

Sobrecalendar las hojas del té, puede disminuir la cantidad de antioxidantes en tu taza, así que la mayoría de los tés sólo deben reposar durante tres a cinco minutos en el agua caliente. Los tés verdes y blancos deben ser sumergidos en agua que está ligeramente por debajo de ebullición.

Imágenes | noppharat | Glutnix | stevendepolo
En Vitónica México |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio