Publicidad

Acaba con el pretexto "no tengo tiempo"

Acaba con el pretexto "no tengo tiempo"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Decir que "no tienes tiempo" es un pretexto

Cuando platico con hombres y mujeres de mi oficina o conocidos en una reunión (que no están para nada relacionados con llevar una vida fit ni saludable) y entablamos una conversación sobre estilos de vida, suelen sacar como primer pretexto el "no tengo tiempo" para no mejorar tus hábitos. Tal vez te sientas identificado, tal vez tu mismo o misma has usado durante años este pretexto que no es más que eso: un pretexto para no atreverte a cambiar. Conoce aquí las formas con las que puedes acabar con ese pretexto y actúa YA.

Se honesto/a con tus metas

Si has decidido comenzar hacer ejercicio con la finalidad de perder esos kilos de más o simplemente verte tonificado en el traje de baño, debes de estar consiente que tu horario será mucho más riguroso que el que tenías antes, pero no es imposible.

La entrenadora del reality show "The biggest loser" de Australia, Michelle Bridges, recomienda hacer 6 días de ejercicio a la semana, durante 50 minutos seguidos. Si de verdad estás demasiado ocupado, los expertos recomiendan un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio para disminuir el riesgo de síndrome metabólico y seamos sinceros, todos, verdaderamente todos, podemos hacernos un hueco para hacer 2.5 horas de ejercicio a la semana.

Planifica con anticipación

Incluso con las mejores intenciones, es muy fácil saltarte los entrenamientos y optar por actividades recreativas. El secreto (y yo lo he aplicado) es darle la misma importancia a tu entrenamiento en tu agenda, como se la darías a una junta o reunión de trabajo.

Dedica unos minutos cada noche de domingo para planificar tu horario entre semana de los próximos días, marca en tu agenda los días y horas en los que vas a entrenar y ¡grábalos en una piedra! Asegúrate de equilibrar de forma saludable trabajo, diversión y ejercicio, recuerda que la clave del éxito es evitar los excesos y la rutina.

agenda.jpg
Planifica anticipadamente tus entrenamientos

Hasta los entrenamientos cortos cuentan

Habrá momentos en los que tienes que ser flexible, surgen obligaciones y me queda claro que de repente habrá días donde la prioridad será en tu casa, con tu familia o en tu trabajo, sin embargo uno de tus mantras edbe de ser: "un entrenamiento corto es mejor que no hacer ejercicio en absoluto." Incluso una caminata de 10 o 20 minutos te mantendrá en el camino. Para los días en que realmente estás presionado por el tiempo, prueba con rutina de 10 minutos que te hará perder calorías extras y dejar la conciencia tranquila.

Socializa

Suele pasar (también me paso a mi) de repente tu vida social empieza a decaer cuando a cada invitación a cenar el miércoles por la noche respondes que "no" porque tienes que ir a entrenar, tienes de dos: a) o buscas nuevas amistades que estén en el mismo "mood" que tu o bien b) arrastras a tus viejos amigos a que tengan este nuevo cambio de hábitos contigo. Tú los conoces mejor que nadie, sabes que tanto van a cooperar.

Puedes proponer nuevas actividades, en lugar de ir al bar de todos los jueves, tomar una clase de fitness grupal novedosa (como TRX o Pole Dance para las más intrépidas) o simplemente salir a caminar a un parque (con iluminación nocturna, obvio) puedes ser una buena forma de llevar a tu círculo social a está nueva vida.

Si te plano tus amigos crees que no se llevan con este cambio, siempre existe la posibilidad de socializar en el gimnasio y conocer gente que esta en sintonía con tus mismos objetivos.

socializa.jpg
Socializa y busca gente afin a tus intereses

Imágenes | CandyBox Images | Odua Images | arquera
En Vitónica México | Rarámuris: una lección para los pretextos | Situaciones típicas que se interponen con tus objetivos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios