Publicidad

Síndrome del intestino irritable y como tratarlo

Síndrome del intestino irritable y como tratarlo
Sin comentarios

Dolor abdominal, gas, inflamación, diarrea o estreñimiento son síntomas que todos, en algún momento de nuestra vida hemos padecido, pero imagina que estos síntomas se presenten casi diario. A este padecimiento se le conoce como Síndrome del intestino irritable y en esta nota veremos como tratarlo.

En muchas ocasiones esto no solo afecta físicamente sino también en la vida social. La personas que padecen de síndrome de intestino irritable, evitan toda clase de reuniones por miedo a tener que ir al baño en un lugar ajeno, o sufrir una constante inflamación abdominal que en un momento inoportuno pueda liberarse. Este un problema que afecta la calidad de vida.

La principal recomendación para tratar el Síndrome del intestino irritable, es eliminar el consumo de lácteos e incorporar más fibra a la dieta, sin embargo va mas allá de eso. Mientras muchas personas que sufren de este síndrome son intolerantes a la lactosa, también el estrés constante puede provocar en individuos sin problemas con los lácteos, problemas gastrointestinales.

También esta la ironía de los oligosacáridos. Estas sustancias presentes en varios alimentos, como frutas, verduras y leguminosas, son azucares que solo pueden fermentar las bacterias intestinales, y en este proceso, provocan inflamación. En personas que sufren del Síndrome del intestino irritable, estos azúcares fermentables, son pobremente absorbidos, provocando diarrea, estreñimiento o ambos.

Este puede ser un claro ejemplo, de que una dieta no puede ajustarse a cualquier persona. Cada individuo tiene sus necesidades. Estos son los alimentos a evitar para tratar este padecimiento. Los que veremos a continuación tienen este tipo de azúcares fermentables, que durante algunas semanas se deben retirar de la dieta.

  • Leche, yogurt, quesos suaves (disacáridos)
  • Trigo, cebada y centeno (oligosacáridos )
  • Frutas con alto contenido en fructosa, como las manzanas y peras
  • Alimentos procesados en cuyos ingredientes se encuentre fructosa (jarabe de maíz de alta fructosa)
  • Alimentos procesados con alcoholes de azúcar, como la goma de mascar (xilitol, sorbitol)
  • Frijoles y lentejas (altos en oligosacáridos)
  • Verduras, como las crucíferas, es decir, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, y cebollas (ricas en oligosacáridos.)

La mayoría de las personas con síndrome del intestino irritable, sienten una gran mejoría en pocos días al reducir su consumo de alimentos con estos azúcares fermentables. El siguiente paso es comerlos de manera aislada y verificar su reacción en el cuerpo, para ir descartando aquellos que generen reacciones adversas, de esta manera poder disfrutar de una dieta tan variada como sea posible.

Si tu crees que puedes tener Síndrome del intestino irritable, ¿Deberías probar un auto tratamiento?... En una palabra ¡NO! Existe un numero de padecimientos gastrointestinales con síntomas en común, y algunos muy serios. Siempre, siempre, es importante acudir al médico para un correcto diagnóstico.

El síndrome del intestino irritable, afecta la calidad de vida, pero no provoca un daño físico al intestino, como otros padecimientos autoinmunes, tales como la celiaquía o enfermedad de Crohn.

Imagen | Yohann Legrand
En Vitónica México | Algunos alimentos anti-inflamatorios
En Vitónica México | ¿Qué tan saludables son tus visitas al baño?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios