Compartir
Publicidad

Siete maneras para evitar ganar peso en esta Navidad

Siete maneras para evitar ganar peso en esta Navidad
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Familia, comida, regalos, intercambio navideño, comida, reuniones, comida, abrazos, comida... ¿Ya había mencionado comida? Así es, hoy es Navidad una de las fechas más deseados por muchos y odiadas por Grinch sin embargo todos amamos las delicias navideñas y es por esto que en esta nota veremos siete maneras para evitar ganar peso en esta Navidad

Mantener hábitos de alimentación saludables en esta temporada resulta algo complicado pero no imposible. Navegando por Internet, me encontré los siguientes consejos que nos pueden ser útiles para evitar comprar pantalones con una talla extra en el mes siguiente.

  1. Respira: cuando estamos estresados, respirar profundamente, varias veces, ayuda a calmar nuestro sistema nervioso. No comas cuando estés ansioso, deja fluir el aire y relájate.
  2. Come lentamente: la sensación del primer bocado de algo delicioso, puede durar por más tiempo si comes lentamente, masticando (no aspirando). Cuando tu atención esta en otras cosas, comemos inconscientemente, y por consecuente, comemos de más.
pavo
  1. Se consciente de tu hambre: ¿Qué tan hambriento estás?. Se consciente del momento presente. Si no necesitas comer, espera el momento para que consumas ese alimento y no estar picoteando todo el tiempo, esperando la llegada de la hora de la cena.
  2. Haz buenas elecciones: como único responsable del cuidado de tu cuerpo, tú decides que llevarte a la boca. Modera el consumo de alimentos altos en grasa y azúcar, come pequeñas porciones de estos. Puedes hacer un plato de degustación, probaditas de todo el buffet que esta frente a ti y ¡Listo! Comerás todo lo preparado sin atiborrarte.
  3. Distingue entre el deseo y el antojo: el estrés puede intensificar nuestros antojos por alimentos, particularmente alimentos azucarados (¡Mis favoritos! ¡No me juzgues!). Al comerlos nos brindan una falsa sensación de relajación. Lo único que podemos hacer es analizar nuestros sentidos y preguntarnos si realmente queremos seguir comiendo. Por ejemplo si comiste bien en la tarde, la cena navideña no tendrá que ser motivo de preocupación, comerás las cantidades adecuadas. ¿Quieres un segundo o tercer plato? ¿Lo necesitas, realmente lo quieres? Si esperas un momento, ese deseo desaparecerá y si no, seguramente harás una elección consciente y saludable.
  4. Sé generoso: podemos practicar la generosidad demostrando el verdadero amor hacia la comida. Cuando compras ingredientes, preparas, cocinas y compartes con tus seres queridos, estamos siendo generosos.
  5. Expresa gratitud: agradécete por las buenas elecciones alimentarias así como los buenos hábitos que has practicado todo este años. Date un gusto y come algo rico en esta fecha. Y si no te has portado muy bien, nunca es tarde para empezar, reemplaza las viejas creencias y hábitos que no te sirven y abre las puertas a nuevas posibilidades y maneras de promover tu bienestar, salud y nutrición.

La esencia de la Navidad es pasar tiempo con nuestra familia y amigos, dar gracias por lo que tenemos, ofrecer regalos y ser generosos con todos. La comida no tiene que ser una prioridad en estas fechas, no pasará nada malo si no se desborda de tu plato. Comparte tiempo de calidad y uno que otro platillo favorito. ¡Felices fiestas!

Más información | HelloHealthy

Imágenes | Austin Kelmore|Mats Hagwall
En Vitónica México | Tofurky: pavo vegetariano para el banquete navideño
En Vitónica México | Cómo sobrevivir las fiestas con una alergia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio