Compartir
Publicidad

¿Comer tarde es malo para el corazón?

¿Comer tarde es malo para el corazón?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Asociación Americana para el Corazón dio a conocer un comunicado sugiriendo que comer tarde puede ser malo para el corazón. Conocemos a muchas personas, y en ocasiones podemos incluirnos, que comemos en gran cantidad cerca de la hora de dormir.

Este hábito podría estar dañando nuestra salud cardiovascular. La recomendación inicial de la Asociación Americana para el Corazón, es "colocar la comida con más calorías durante le día para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares"

Esta afirmación hecha por la Asociación, es la conclusión de analizar varios estudios sobre la hora en que se consumían los alimentos y la frecuencia con la que se hacía. Hubo estudios en los que se encontró una asociación entre comer tarde y factores de riesgo, sin embargo los autores opinan que la correlación no necesariamente es la causa. Solo porque dos cosas pasen al mismo tiempo, no necesariamente significa que una cause a la otra.

Como sabemos, nuestros cuerpos tienen un reloj interno, mejor conocido como ritmo circadiano que afecta la digestión, metabolismo y sistema hormonal. Así que cuanto y que comemos justo a la hora de dormir, determinará como procesamos esa comida.

Lo ideal es planificar horarios de comida, en las cuales repartamos las calorías durante todo el día: Puede ser 30 % en el desayuno, 10 % en la colación matutina, 30 % en la comida, 10 % en la colación vespertina y 20 % en la cena.

Con esta división de calorías, se asegura una correcta digestión, niveles de azúcar sanguíneos adecuados, lo cual da energía constante durante el día, se acerca a un peso saludable y nos da una buena noche de sueño al no sobrecargar el sistema digestivo.

Además, cabe destacar, la calidad de alimentos a consumir, alimentos altos en sodio, grasa y azúcar, consumidos con gran frecuencia, son un factor de riesgo para la salud cardiovascular, aunado a una vida sedentaria, el riesgo es mayor.

Si acostumbras comer, o mas bien cenar, "fuerte", cambia este hábito comiendo mayor cantidad de alimento en el almuerzo, un poco menos a media tarde y en la noche una cena ligera. La cena copiosa, fue repartida en las comidas a lo largo del día para evitar un exceso y sobrecargar el estómago.

Como recomendación final, elige las mejores opciones de alimentos, siempre buscado las mas saludables, crea un plan que funcione para ti y se adapte a tus horarios.

Vía | Quick and dirty tips

Imagen | Andréia Bohner
En Vitónica México | Tu frecuencia cardíaca en reposo puede reflejar tu salud actual y del futuro
En Vitónica México | Ocho es el número mágico para un corazón saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio