Compartir
Publicidad
Publicidad

Cereales de desayuno caseros

Cereales de desayuno caseros
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La oferta de cajas de cereal en los supermercados es ilimitada. Desde cereales con un exceso de azúcar y colorantes hasta cereales minimalistas con un acercamiento acertado a los parámetros nutricionales. Si bien son una opción (sabiendo elegir a conciencia), en esta nota veremos como hacer cereales de desayuno caseros y algunos consejos para elegir los comerciales.

Definitivamente un plato de cereal no se compara en lo absoluto, ni tendrá el efecto saciante, de a lo mejor, un par de huevos revueltos con verduras o un yogurt natural con fruta y nueces. Sin embargo podemos hacer de ese cereal, algo mas nutritivo con unos cuantos aditivos que seguro tendrás en tu cocina.

Hace poco me fui de vacaciones. En el hotel donde me hospede, había un restaurante que ofrecía todos los días un buffet de desayuno. Todas las opciones de alimentos tenían algo en común: carbohidratos. Pan horneado, hot cakes, pan dulce, pan tostado, azúcar y jugo. Pero de un lado de la mesa había una atractiva oferta de fruta, quesos frescos, rollos de jamón, vasos de queso cottage y cereal casero. Todo en perfectas porciones.

buffet Esta es la mesa de la que hablo

Me dirigí inmediatamente a este lado y ¡me encanto!. Tome un vaso de queso cottage; unas rebanadas de queso y jamón con hojas de menta; una rebanada de pan de granos enteros tostado a la que le unte miel y cubrí con almendras fileteadas; un vaso de fruta; y un vaso de avena remojada y trigo cocido en leche deslactosada con cubitos de mango. Acompañe este desayuno con una taza de café filtrado sin azúcar.

No me había tocado ver algo así. Obviamente, una mañana me deje atrapar por los hot cakes, pero había muy buenas opciones, saludables, nutritivas y naturales, que sin dudarlo, se antojaba desayunar.

¿A qué quiero llegar con esto?... ¿Qué tal si nosotros podemos tener en casa un desayuno así? Es igual de conveniente que un cereal de desayuno, pero mas nutritivo. Podemos hacer:

  • Avena de refrigerador: solo vierte leche de vaca o vegetal en un frasco o recipiente y agrega hojuelas de avena. Déjala reposar toda la noche y tendrás un desayuno delicioso, cremoso, saciante, hasta parecerá un postre.
  • A la mezcla anterior agrégale, semillas de chía, tu fruta favorita, nueces, semillas de girasol, una cucharadita de aceite de olivo o coco, miel...
  • También resulta algo delicioso y para todo amante del café, una taza de café intenso con leche de soya, en donde agregarás las hojuelas de avena. Con el calor, se liberará la fibra soluble, creando una exquisita textura de un atole. Lo dejas enfriar, lo guardas en un recipiente, un poco de canela en raja o polvo, extracto de vainilla, un poco de miel de maple. ¡Tienes que hacerlo! De igual forma, puedes complementarlo con nueces y crear todo un abanico de sabores complementarios dignos de un restaurant gourmet.

En cuanto a los cereales de desayuno...

cereal

A continuación unos consejos para elegir la mejor opción de cereal cuando vayas al supermercado:

  • Ignora frases de mercadotecnia como: "hecho con fruta natural"; "natural", "te da energía", "desayuno ideal", entre otras. Dirígete a la taba de información nutricional y decide con estos datos.
  • Busca que diga: elaborado con 100 % de granos enteros.
  • Elige cereales con 3 gramos de fibra por cada 30 gramos de producto, o 6 gramos de fibra por cada 60 gramos.
  • Revisa que la porción recomendada en la caja así como las calorías. El objetivo es que sea menor a 250 calorías por porción.
  • Debe estar en un rango igual o menor a 3 gramos de grasa saturada y 5 gramos de azúcar por porción.

Imagen | Vegan Feast Catering|Andy Melton
En Vitónica México | Avena en frasco con cerezas y crema de cacahuate. Receta saludable de desayuno
En Vitónica México | 5 Carbohidratos que pueden comerse sin culpa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio