Publicidad

Muffins de tomate seco y mozzarella. Receta de botana para Navidad y Año Nuevo

Muffins de tomate seco y mozzarella. Receta de botana para Navidad y Año Nuevo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ahora sí estamos en los primeros días del famoso periodo Guadalupe Reyes durante el cual nos vamos a poder deleitar con la típica comida navideña. Así mismo empezamos el maratón de reuniones, fiestas, comida y cenas de todo tipo, sin olvidar las posadas. Todo esto es una buena oportunidad para disfrutar de algunas botanas con nuestras bebidas favoritas.

Hoy te propongo una idea de receta muy atractiva para una botana diferente con estos muffins de tomate seco con mozzarella que son riquísimos y muy sencillos de hacer. Además, lo puedes preparar con anticipación y ofrecer en casa o llevar a alguna reunión. En esta ocasión usé queso Mozzarella, pero bien podrías cambiarlo por un queso Oaxaca si se te hace más sencillo de conseguir.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Harina 100 g
  • Polvo para hornear 5 g
  • Mozzarella 150 g
  • Jitomate deshidratado 80 g
  • Huevo 2
  • Leche 100 ml
  • Finas hierbas 5 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer Muffins de tomate seco y mozzarella

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 25 m

Vamos a mezclar primero la harina junto con el polvo para hornear y la pizca de sal. Enseguida agregamos los huevos y la leche. Batimos todo hasta obtener una masa algo espesa. Mientras tanto cortamos el jitomate seco en trocitos, así como el queso mozzarella.

Los incorporamos a la masa, sazonamos con sal, pimienta y finas hierbas. Revolvemos todo antes de rellenas a tres cuartos los moldes para muffins que habremos previamente engrasado con un poco de mantequilla. Horneamos, en horno caliente a 180ºC, por unos 25 minutos. Dejamos entibiar por unos minutos antes de desmoldar.

Muffins Tomate Seco

Con qué acompañar los muffins de tomate seco con mozzarella

Como te lo comenté al inicio, estos riquísimos muffins de tomate seco con mozzarella se pueden comer perfectamente bien tibios o fríos, según lo que prefieras o lo que se te haga más cómodo. Si quisieras recalentarlos te sugiero sin embargo hacerlo en un horno tradicional y evitar el microondas. Los puedes acompañar de una copa de vino blanco seco frío o de una copa de espumoso igualmente bien frio.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir